Deportes

Xisco es multado tras discutir con Chaparro

Por si no tuviese bastantes problemas, a Paco Chaparro se le abrió el domingo otro frente en la persona de Xisco, con quien protagonizó una disputa verbal en el vestuario a cuento de su sustitución. Manuel Ruiz de Lopera decidió ayer multar al futbolista, que hoy pedirá perdón.

el 15 sep 2009 / 21:05 h.

Por si no tuviese bastantes problemas, a Paco Chaparro se le abrió el domingo otro frente en la persona de Xisco, con quien protagonizó una disputa verbal en el vestuario a cuento de su sustitución. Manuel Ruiz de Lopera decidió ayer multar al futbolista, que hoy pedirá perdón. ¿Se acabó el conflicto?

Xisco entró en el minuto 62 del partido contra el Málaga y fue sustituido en el minuto 88. Paco Chaparro estaba descontento con su aportación y por eso lo quitó, pero más descontento todavía estaba el futbolista, que al dirigirse al banquillo le dijo al técnico que no podía hacer algo así. El enfrentamiento dialéctico subió de tono en el vestuario, delante de toda la plantilla. Xisco incluso llamó "sinvergüenza" al míster y el acto de indisciplina fue comunicado al director deportivo, Manuel Momparlet, que citó al jugador para una reunión ayer por la mañana. Por la tarde, Xisco se encontró con Manuel Ruiz de Lopera para que dictase sentencia. El máximo accionista fue benévolo y despachó el caso con una simple multa.

Xisco salió sonriente del despacho y adelantó que hoy se entrenará como uno más. Por la mañana no apareció en la ciudad deportiva por mor de la reunión y eso indujo a pensar que había sido apartado. Según fuentes del club, no fue así. La razón es simple: la plantilla no está sobrada de elementos y prescindir de un hombre que además entra en las rotaciones sería un capricho. Xisco pedirá disculpas a Chaparro antes del entreno de hoy y comparecerá públicamente (quizás en los medios del club) para aclarar todo. Desde el cuerpo técnico se acata la decisión de Lopera y no se entiende como un menoscabo de la autoridad del entrenador, que también hablará hoy.

Curiosamente, antes de que Xisco se reuniese con Lopera, su marginación se daba tan por hecha que hasta el jefe de los servicios jurídicos, Manuel Castaño, anunciaba que se le abriría un expediente y suponía que el jugador no estaría ante el Real Unión (aún está por ver que Chaparro lo convoque hoy). "Si lo van a apartar del equipo, será difícil que juegue. Ahora habrá que ponerle un preparador físico y un entrenador", explicó el abogado.

A lo largo del día también se señaló que Babic y Juanlu habían terciado en la riña y que Chaparro los había apartado. Su caso, sin embargo, es distinto. Ninguno cuenta para el técnico, y eso lo saben hasta los benjamines del Betis, pero su marginalidad se debe a que ambos están negociando la rescisión de sus contratos, como hizo José Mari. Testigos presentes en el vestuario afirman que ninguno intervino en la disputa. En todo caso, es casi público que hay varios jugadores, la mayoría suplentes, que no congenian precisamente con el técnico.

  • 1