Local

Y ahora, batida en los colectores

La búsqueda del cadáver de Marta en el río se extiende a los colectores. Después de una semana de rastreo e inmersiones infructuosas, la Policía abre otro frente al barajar que el cuerpo pudo haber quedado atrapado en alguno de los colectores que circundan el río. Foto: Javier Díaz.

el 15 sep 2009 / 22:59 h.

TAGS:

D.Suárez / M.J.Fernández

(Vídeo:P.Y./El Correo)

La búsqueda del cadáver de Marta en el río se extiende a los colectores. Después de una semana de rastreo e inmersiones infructuosas, la Policía abre otro frente al barajar que el cuerpo pudo haber quedado atrapado en alguno de los colectores que circundan el río. Los ciclos de las mareas podrían haber arrastrado el cuerpo hasta uno de ellos.

La pleamar pudo conducir el cadáver de Marta hasta los colectores y en uno de ellos pudo quedar atrapado. Después de siete días de búsqueda sin resultados por el río hasta Gelves, el dispositivo de 200 efectivos desplegado en la zona amplía su perímetro e incluye los colectores. No obstante, seguirán los trabajos en la zona del puente de Camas, donde desde el jueves un grupo de submarinistas de la Guardia Civil realizan inmersiones con detectores de metales para dar con alguna pista.

La búsqueda "minuciosa" se ha desarrollado a 100 metros a cada lado del puente y peinando el río mediante cuerdas lastradas que delimitan el lecho del Guadalquivir metro a metro. Hasta la fecha, se han escudriñado 2.000 metros cuadrados de extensión. Pero de momento todo ha sido en vano.

Los cálculos de la Guardia Civil son que aún necesitarán "entre tres y cuatro días" para examinar otros 100 metros de lecho de río a cada lado del recorrido de la pasarela. Para ello se ha dividido el cauce en calles. Pese al tiempo transcurrido, los submarinistas mantienen la ilusión del primer día. Ayer, en su segundo día de inmersiones en los bajos de la pasarela, se mostraban animados: "Aún no hemos perdido la esperanza de encontrar lo que buscamos. El trabajo es complicado debido a la turbidez del río y a las mareas, pero no cesaremos en la búsqueda", relataba al mediodía de ayer, en la misma orilla, el sargento responsable de los buzos. De momento, no se descarta nada: "No es normal que no haya salido ya a flote el cadáver, aunque no se descarta que esté atrapado en el fondo", relataron fuentes de la Benemérita.

Dos alarmas en Coria. La jornada de ayer contó con dos sobresaltos, ambos a la altura de Coria del Río, en la zona conocida como Santa Eufemia. Los buzos de la Guardia Civil realizaron inmersiones en sendos puntos a primera hora de la mañana, después de que los perros los marcaran la tarde antes. No hubo suerte. Tampoco al mediodía, cuando se repitió la búsqueda en el lugar.

Al operativo se suman hoy dos perros policías holandeses especializados en buscar cadáveres en el agua. El dispositivo cuenta con efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES); buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), embarcaciones del Servicio Marítimo, dos helicópteros, uno de la Policía y otro de la Guardia Civil; efectivos de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional de la Junta, de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Bomberos, Protección Civil y personal de la Autoridad Portuaria.

  • 1