domingo, 16 diciembre 2018
14:22
, última actualización
Deportes

Y ahora, una bestia negra: el Atlético de Simeone

Poner fin a la racha de diez partidos sin ganar a los colchoneros es el nuevo reto del Sevilla. Los de Emery llevan 27 consecutivos sin perder en Nervión, su gran aliado

el 28 feb 2015 / 10:42 h.

Simeone, durante el partido de la primera vuelta (Efe) Simeone, durante el partido de la primera vuelta (Efe) Sin apenas tiempo para respirar y recuperar fuerzas tras el partido contra el Borussia Mönchengladbach, el Sevilla prepara ya una de las citas más difíciles de la temporada. Este domingo se enfrenta al Atlético de Madrid, vigente campeón de Liga, subcampeón de la Champions, actual tercer clasificado del campeonato español... y auténtica bestia negra de los nervionenses desde que Diego Pablo Simeone, otrora jugador nervionense, llegara a su banquillo. Son diez los partidos que lleva el Sevilla sin ganar al conjunto colchonero. Su última victoria se remonta a principios de la temporada 2010/11, cuando se impuso por 3-1 (Negredo, Perotti y Kanouté) en casa a un Atlético que aún lamentaba su derrota en la final de la Copa del Rey meses atrás. Desde entonces, el bagaje para el Sevilla es de cinco empates y cinco derrotas. Un bagaje que le costó incluso la eliminación en las semifinales del torneo del KO de la campaña 2012/13, tras caer derrotado en el Vicente Calderón (2-1) y empatar en casa (2-2). Para entonces, Simeone ya dirigía al Atlético. Llegó en diciembre de 2011 y su trayectoria no ha podido ser más exitosa. El Cholo ha construido un equipo tremendamente difícil de batir que ha conquistado títulos y sigue luchando por ellos. Más allá de que afirma que el Sevilla es un “rival directo”, pese a tener unos 150 millones de presupuesto y haber invertido más de 100 en fichajes, su labor es admirable. Eso sí: esta temporada el Atlético no tiene la fiabilidad del pasado curso. Es un gran Atlético, pero lejos de casa pierde fuelle y viene de complicarse la vida en Champions. Pero Simeone no sabe lo que es perder ante el Sevilla. Le ha ganado cinco veces y empatado tres. Ahora, regresa al Sánchez-Pizjuán, aunque ni este Sevilla es el que cayó sonrojado en la primera vuelta (4-0) ni Nervión –27 partidos invicto– se lo pondrá fácil tampoco.

  • 1