Deportes

Y al centésimo día resucitó...

Los jugadores del Betis confían en aprovechar la inercia del triunfo ante el Real Madrid para dar el salto definitivo hacia la zona tranquila de Primera. No lo saben, pero ese partido fue el número 100 desde que empezó su calvario post título de Copa. Un buen momento para reaccionar ya, vamos...

el 15 sep 2009 / 00:29 h.

Los jugadores del Betis confían en aprovechar la inercia del triunfo ante el Real Madrid para dar el salto definitivo hacia la zona tranquila de Primera. No lo saben, pero ese partido fue el número 100 desde que empezó su calvario post título de Copa. Un buen momento para reaccionar ya, vamos...

El fútbol, como la vida, llega a un momento en el que el destino vira sin que el protagonista sepa muy bien ni cómo ni hacia dónde lo hace. Para el Betis, el futuro empezó a convertirse en una pesadilla el 1 de noviembre de 2005, la noche de su penúltima gesta, cuando Oliveira se rompió la rodilla y disputó sus últimos minutos como verdiblanco justo antes de que el equipo verdiblanco lograse una victoria histórica ante el Chelsea en la Liga de Campeones.

El suplicio, de todas formas, había comenzado antes, con el inicio de la temporada. Han sido dos campañas y media de sufrimiento, malos resultados, malos fichajes, finales por no descender... Y el sábado se cumplieron cien partidos desde que se abrió esa triste lucha.

Los números del Betis en este periodo son lamentables, y menos mal que llegó Paco Chaparro para resucitar al muerto y darle cierto impulso. Aun así, en el global de esas cien jornadas (38 de la 2005-06, 38 de la 2006-07 y 24 de la 2007-08), el conjunto heliopolitano es el peor de los quince que han disputado todos los encuentros ligueros. Su balance es tan pobre que sólo ha ganado una cuarta parte de sus choques (25), ha empatado más de un tercio (35) y ha perdido cerca de la mitad (40). Como es natural, supera en puntos a otros equipos que sólo han estado en Primera en una parte de este centenar de jornadas pero no en todas.

Un rápido análisis de la clasificación virtual de la Liga desde la primera jornada de la 05-06 a la última de la 07-08 da tres conclusiones inmediatas: el Betis es el equipo que menos victorias ha conseguido (25), el que menos goles ha marcado (96, es el único que no alcanza la media de uno por partido, es decir, el único que no llega a cien) y el segundo en goles encajados (135), sólo superado por el Espanyol (139).

Con semejantes marcas, no es de extrañar que los heliopolitanos hayan sumado 30 puntos menos que uno de sus rivales directos de los dos últimos cursos, Osasuna, o 16 menos que uno de los ocupantes de la zona de descenso, el Deportivo. En realidad, el Betis es uno de los pocos miembros de la actual Primera División que lleva tres campañas consecutivas con el objetivo de la permanencia y nada más, si acaso igual que el Athletic. Como puede comprobarse a la derecha, nada ha sido igual después de ganar la Copa e ir a la Champions. Ahora le surge la oportunidad de dejar atrás tanta penuria.

  • 1