Economía

Y al octavo mes la inflación bajó

Ya era hora. Tras siete meses consecutivos de subidas, la escalada de la inflación armonizada se tomó un respiro en abril y bajó cuatro décimas, hasta el 4,2%, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA).

el 15 sep 2009 / 03:57 h.

Ya era hora. Tras siete meses consecutivos de subidas, la escalada de la inflación armonizada se tomó un respiro en abril y bajó cuatro décimas, hasta el 4,2%, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA). En cualquier caso, el alza del petróleo y de otras materias primas mantiene el índice en cotas aún elevadas.

Pese al descenso de los precios en abril, que tras siete meses de continuas subidas da un respiro al bolsillo del consumidor, la citada tasa del 4,2% es 1,7 puntos superior a la del mismo mes del año anterior, cuando se situó en el 2,5%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El indicador adelantado del IPCA -que mide los precios de forma armonizada con el resto de países de la Zona Euro- es un avance de la tasa de inflación armonizada que, al igual que el IPC español -cifras que no suelen diferir mucho- se conocerán el próximo 13 de mayo.

El encarecimiento del petróleo y de algunas materias primas en los mercados internacionales se mantienen como las principales causas de que la tasa de inflación se mantenga tan elevada, aunque el efecto base -la comparación con la subida experimentada en el mismo mes del año anterior- haya hecho que el alza de los precios comience a moderarse.

Tras conocer estos datos, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, los calificó de "buena noticia para las familias" y aseguró que "confirman la impresión" del Ejecutivo de que los precios habían iniciado una senda descendente, "con sus naturales altibajos", que permitirá cerrar el año cerca del 3%.

En el caso de que el IPCA de abril coincida con la tasa general de inflación española (IPC), también se trataría del primer descenso de los precios tras siete meses de aumento aunque superaría en 1,8 puntos a la registrada en abril de 2007.

En marzo la tasa de inflación española continuó su senda alcista que comenzó el pasado verano y se situó en el 4,5%, la más alta desde julio de 1995.

Las previsiones de Solbes fueron compartidas por varios expertos consultados por Efe, que auguraron una estabilización del precio de los carburantes en los próximos meses y un descenso de la tasa de inflación hasta el entorno del 3% a finales de año, pese a que se ésta no bajará del 4% hasta después del verano.

Así, Carlos Maravall, de Analistas Financieros Internacionales (AFI), auguró que el precio del petróleo se estabilizará en los próximos meses hasta situarse entre 80 y 90 dólares por barril, frente a los 116,10 actuales y que se producirá una ralentización del precio de los alimentos y de las materias primas. Desde la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), María Jesús Fernández, cifró en 103 dólares el precio mínimo que alcanzará el barril de Brent. La analista de Caja Madrid Nuria Bustamante indicó que la desaceleración del consumo ayudará a moderar la tasa de inflación.

Menos optimista se mostró la experta de Fortis Estefanía Ponte, para quien al año terminará con una tasa de inflación del 3,8%, mientras que desde el Instituto de Estudios Económicos (IEE), Gregorio Izquierdo recomendó austeridad fiscal y de gasto público.

  • 1