Deportes

Y con la séptima descansó

Hace apenas mes y medio nadie daba un duro por la permanencia del Cajasol. El 28 de febrero caía en la pista del Tau y con 12 jornadas por delante la salvación cotizaba a precio de milagro.

el 16 sep 2009 / 01:29 h.

Hace apenas mes y medio nadie daba un duro por la permanencia del Cajasol. El 28 de febrero caía en la pista del Tau y con 12 jornadas por delante la salvación cotizaba a precio de milagro. Lo cierto es que ha sucedido. Bajó Tucker del cielo ucraniano y junto a San Pedro y demás apóstoles el equipo se encuentra hoy en disposición de finiquitar su continuidad en la élite tres jornadas antes del final.

La descripción de esa posibilidad es la siguiente: el Cajasol debe vencer hoy al Alta Gestión Fuenlabrada y esperar a que el CAI Zaragoza pierda mañana domingo (12.15) en la hasta ahora inexpugnable pista del Tau Cerámica, el Bruesa Arena, donde nadie ha logrado ganar este año en la ACB tras catorce intentos. De esa forma, y dado que el CB Murcia descansa esta semana, los maños ya sólo podrían alcanzar 11 victorias, las que hoy sumará el Cajasol si gana, pero con el average particular en manos sevillanas en un hipotético empate.

Pero además, dado que en la última jornada se enfrentan CAI y Murcia en cancha pimentonera, uno de los dos sólo podría llegar a las diez victorias, con lo cual no alcanzaría nunca al Cajasol, al que tampoco podría dar caza el ViveMenorca, que ahora cuenta seis y sólo puede llegar a diez. Los de Imbroda, de hecho, ya serían equipo de LEB en esta jornada si pierden en Granada y ganan Bruesa (a Estudiantes) y CAI (en Vitoria).

Más de números. La sensacional racha del conjunto de Pedro Martínez desde el 28 de febrero puede alzarse hoy con brillo propio en la historia cajista. Se convertiría, con siete triunfos consecutivos, en la tercera mejor racha de siempre, la mejor de la última década y sólo superada por dos de nueve triunfos: una del equipo de Pesquera en la 92-93 (jornadas 9 a 17), y otra de la 98-99 del Caja de Imbroda, que firmó el mejor arranque liguero de la historia del club ganando los nueve primeros partidos. Si ganan hoy, aún tendría este Cajasol tres partidos para superar incluso el récord absoluto, toda una hazaña para poner un cierre extraordinario a una temporada increíblemente extraña.

Otro dato en el envés. La peor temporada en número de victorias del club registra una cifra de 13 triunfos, tres más de los que cuentan ahora a cuatro jornadas del final de la fase regular. Eso sí, este año hay dos partidos menos.

Y la victoria, a todo esto, no será nada sencilla. El Alta Gestión Fuenlabrada, con uno de los presupuestos más bajos de la liga, llega con 13 triunfos al pabellón San Pablo en la pelea por una plaza de play off, que cierra ahora mismo el Ricoh Manresa, con 14 victorias. Han perdido cuatro de sus últimos seis encuentros y de sus 13 victorias, 9 han sido en su pista. Contienen los madrileños una espectacular línea de perímetro, de lo mejor de la liga, con Brad Oleson, convertido en una de las grandes sensaciones de la liga en el año de su debut; Saúl Blanco, segundo nacional en la lista de anotadores tras Juan Carlos Navarro, y el base internacional letón Kristaps Valters, trío que promedia 44 puntos por partido. En el equipo de Luis Guil también destacan en la pintura dos ex cajistas, Antonio Bueno, en una de las mejores temporadas de su ya larga carrera, y el georgiano Nikoloz Tskitishvili -ex compañero de Clay Tucker en Teramo (Italia)-, que promedian casi 20 puntos y más de 8 rebotes entre ambos.

Presentan la novedad del ala-pívot mexicano Gustavo Ayón, quien suple la rescisión de contrato de Peter John Ramos.

  • 1