Local

Y de postre... tarta de torrijas

El escaparate gastronómico cofrade este año se quita el antifaz por completo. La Taberna del Alabardero presentó ayer el seminario de cocina y pastelería de Cuaresma que dará comienzo el próximo lunes 10 y permanecerá hasta el 13 de marzo. Camarero, ¿Qué hay de comer?

el 15 sep 2009 / 01:16 h.

TAGS:

El escaparate gastronómico cofrade este año se quita el antifaz por completo. La Taberna del Alabardero presentó ayer el seminario de cocina y pastelería de Cuaresma que dará comienzo el próximo lunes 10 y permanecerá hasta el 13 de marzo. Camarero, ¿Qué hay de comer?

Es el previo a la Semana Santa. Los bares y pastelerías condicionan de alguna manera, nuestra línea corporal con suculentos platos que antes que por la boca entran por el ojo. Este es precisamente uno de los objetivos que se han propuesto seguir a rajatabla los cocineros y directores del seminario impartido en La Taberna del Alabardero Cocina y pastelería en Cuaresma por Miguel Prieto y Pablo Gómez. Veinte comensales en el curso guiados de dos grandes chefs particulares presenciarán, desde el próximo lunes 10 y durante cuatro días, las recetas de toda la vida, pero con aires nuevos.

¡Oído cocina! Una ración para cuatro de respuestas que abogan por el pescado y las verduras. Dos tapas frías de la cocina de toda la vida. Y para acompañar, un sorbete de imaginación. "En las cartas de los restaurantes no tiene porqué ofrecerse exclusivamente carne, cuestión que en Cuaresma, y en Sevilla, se agradece por aquello de mantener el rito de la vigilia", explica Prieto en su cocina. Tome nota. Las recetas ricas en alimentos, y que comerlas sin mojar pan sería una penitencia considerable, es decir, el cuchareo, serán uno de los platos fuertes en el seminario. Caldos, guisos de garbanzos con bacalao o croquetas artesanas son algunos ejemplos del menú del curso.

El postre.

Parece que este año los conventos y amas de casa doctas en la elaboración artesanal de pestiños, galletas fritas y torrijas tendrán unos competidores más vanguardistas. Después del primer y segundo plato, el postre es el otro gran bloque del seminario gastronómico. Primero los participantes verán la diferencia entre buñuelos y la pasta choux empleada en la elaboración de pasteles. Segundo, los cocinarán al horno, fritos, y siempre saboreando las distintas masas de cacao, vainilla, café, té... Como diría un dietista, este curso no es apto para personas adictas a la repostería y al contraste de lo dulce y el salado.

"Un toque diferente pero utilizando los productos tradicionales del sur", destaca el chef encargado de estas labores, Pablo Gómez. Tartas cubiertas con chocolate blanco y rellenas de torrijas es quizás la oferta más tentadora que puede desbancar al típico nazareno de caramelo en las estanterías pasteleras.

"Las recetas de los postres en este seminario se salen de lo convencional. Se trata de que el que los pruebe se traslade a su infancia, a sus recuerdos", aseveraba Gómez. Sin embargo, Virginia Filigués, dependienta de un bar en el Centro, está convencida de que "el que busca la torrija o el pestiño le da igual la presentación, la estética. En una tarta, como sorbete o fritas, lo importante es que sepan a lo que tiene que saber", sentencia.

  • 1