Local

Y después del Mundial

Tras el paroxismo general volvemos a la cruda realidad, la de Lopera y Oliver

el 19 jul 2010 / 06:23 h.

TAGS:

Hace sólo nueve días el fútbol llegaba al paroxismo con la victoria de España ante Holanda en la final del Mundial de Sudáfrica. La alegría nos inundaba a todos y hasta se convertía en elemento de unión en lugares donde el acontecimiento era ideal para la división y el enfrentamiento.

El fútbol desbordaba de satisfacción en momentos que el país estaba necesitado de ella. Todo ha terminado. Volvemos a la cruda y triste realidad, tras los desfiles conmemorativos y el éxtasis colectivo que nos transporta al día a día que también existe en la galaxia futbolística.

El Betis y Oliver. Lopera, en tanto en cuanto los recursos que presentará ante la Audiencia Provincial digan lo contrario, está fuera del Real Betis a través de las acciones de Farusa. Luis Oliver las compró y están intervenidas y, según dice, no piensa pleitear por ellas. ¿Alguien, llegados a este punto de la película, se lo cree?

Sigue siendo consejero y dice que llevará a cabo el proyecto deportivo...

Este caso con la aquiescencia del resto de consejeros que no vieron bien su llegada y ahora asienten, sin ser el propietario de Bitton Sport, y trayendo a sus colaboradores al club. Galimatías, pero en el Betis todos saben que nada es real y todo se hace tras la tramoya. Por favor, no le eche encima la responsabilidad a los grupos que pelearon por lo que pedían la mayoría de béticos si de verdad viene a unir y no a confundir. Porque la gente está de confusión...

El futuro de Luis Fabiano. Debo pensar que Luis Fabiano tenga su mente un poco confundida respecto a su futuro. El ‘9’ de Brasil, el goleador por excelencia de la canarinha y el Sevilla, ha visto salir a sus compatriotas, Dani Alves y Adriano al FC Barcelona, el mejor equipo del mundo, y él sigue con declaraciones sobre los grandes europeos, pero las ofertas concretas no llegan a Nervión.

Y tal y como está la cosa será difícil que lleguen suculentas. Después dirán que dichas declaraciones no han existido. Ustedes conocen cuál es la realidad y nadie les va a confundir.

El fútbol a veces es extraño con determinados futbolistas. Las hojas del calendario son inflexibles y Luis Fabiano sabe que mejor que aquí será difícil encontrar otro sitio para vivir y trabajar. Apúntense a esta teoría, aunque, ya saben ustedes por todas las veces que lo reitero, que en el fútbol no eleven nada a definitivo.

  • 1