Y fueron felices... en Carmona

Los alumnos del Taller de Empleo de Turismo presentaron la revista ‘Cásate en Carmona’, una iniciativa que quiere aprovechar el amplio patrimonio monumental de la ciudad como escenario ideal para bodas civiles y religiosas

el 14 jul 2014 / 13:00 h.

Los alumnos del Taller de Empleo de Turismo, presentan en el Alcázar de la Puerta de Sevilla la revista Cásate en Carmona. Los alumnos del Taller de Empleo de Turismo, presentan en el Alcázar de la Puerta de Sevilla la revista Cásate en Carmona. No es la primera vez que las paredes de edificios emblemáticos de la cinco veces milenaria Carmona han acogido enlaces matrimoniales de abolengo. De sangre noble y del pueblo llano. Propios y forasteros. Pero se quiere dar un paso más. De ahí que, aprovechando su riqueza patrimonial, así como la amplia y variada oferta de servicios especializados en enlaces con los que cuenta la localidad, la nueva apuesta del Ayuntamiento para promocionar Carmona es la de convertirla en el escenario ideal para la celebración de matrimonios religiosos y civiles. La principal herramienta para la puesta en marcha de este nuevo producto turístico es la revista Cásate en Carmona, Get married in Carmona, que ha sido presentada recientemente por el alcalde de la localidad, Juan Ávila, acompañado por la delegada municipal de Formación y Empleo, Angélica Alonso, y la directora del taller de empleo local, Mª Gracia Aparicio, cuyos alumnos han sido los autores y promotores de esta publicación. Se trata de un producto turístico específico para la demanda de bodas en la capital alcoreña, y que tiene como fin resaltar y poner en valor todas las posibilidades y oferta de servicios para enlaces matrimoniales. Con esta publicación se muestra a Carmona como marco ideal para enlaces de manera que, en manos de visitantes que estén en situación de contraer matrimonio en los próximos años, la ciudad sea elegida para un día tan especial por sus posibilidades en cuanto a cualquier tipo de ceremonia, lugares de celebración, oferta de restauración, de alojamiento para novios y sus invitados, así como para el resto de servicios que conllevan este tipo de eventos: fotografía, animación, floristerías, organización profesional de eventos, etcétera. La revista, de 32 páginas a todo color, contiene información en español e inglés, y se le da un especial protagonismo a las imágenes, cedidas por fotógrafos tanto profesionales como aficionados, así como por otras entidades y personas que han ayudado a los alumnos del Taller de Empleo para la creación de su contenido y diseño. Como parte de la publicación se incluye una guía de servicios con las empresas locales para que las parejas que decidan casarse en Carmona puedan encontrar cualquier tipo de servicio para su enlace. Ángeles Ciria, monitora de este programa cofinanciado, es una de las culpables de que esta publicación haya visto la luz por primera vez. Para ella, «tras este primer taller de empleo, se hace evidente la necesidad de continuar con este tipo de proyectos que, además de ofrecer una formación específica en turismo, idiomas y patrimonio local, revaloriza recursos, aumentando el flujo de visitantes al destino y con ello la economía local en general». Una ilusión que se ve en los ojos de todos y cada uno de los participantes y protagonistas de esta iniciativa de empleo. Y de ello también se dio cuenta el máximo regidor. En la despedida del taller, Juan Ávila felicitó a los alumnos y monitores del taller de empleo por este trabajo y mostró su satisfacción «por la puesta en marcha de esta iniciativa pionera en Carmona que se suma al esfuerzo que viene realizando el Ayuntamiento para promocionar la ciudad como marco ideal para la celebración de eventos, congresos y jornadas». El alcalde destacó también que «desde el Ayuntamiento se ha financiado una guía de servicios que se reparte gratuitamente con la revista para difundir las empresas locales relacionadas con este sector y como parte de nuestra apuesta por apoyar y fomentar el comercio local». Pero, ¿y qué decir de los que ya han vivido una boda en la ciudad? Sabas y Loli, un joven matrimonio carmonense, optaron por la vía civil para sellar su unión para el resto de sus días. El enlace tuvo lugar en la Casa-Palacio del Marqués de las Torres, que actualmente es la sede del Museo Local. Un marco centenario entre blancas paredes y forja artesanal, regusto de un barroco señorial en un rincón donde el tiempo y el reloj se para por momentos. «Optamos por lo civil porque nos daba más libertad en la celebración y porque el sitio era único», afirma Sabas. Su celebración contó con un conocido pianista local, sorpresas de familiares y amigos, traje blanco para ella, y de etiqueta para él, como mandan los cánones, e incluso una canción de Luis Miguel interpretada en la celebración. «Si volviera hoy en día a casarme, no dudaráa en elegir al museo como lugar del enlace, aunque la Puerta de Sevilla es otra maravilla donde decir el sí quiero». Por otro lado, Susana y Manuel optaron por la tradición, y concertaron su enlace, con un año de antelación debido a la alta demanda, en la Iglesia Prioral de Santa María, la más grande de la ciudad. Un lugar donde el novio creció desde joven, pues trabajó como guía turístico en el mayor templo carmonense. «Casarte ante el magnífico retablo de Juan Bautista Vázquez el Viejo y a los pies de la Virgen de Gracia es un orgullo para cualquier carmonense con fe». Cabe recordar que Vázquez es autor también del Cristo de Burgos sevillano, entre otros. En definitiva, una iniciativa que, junto con otros proyectos del Taller de Empleo en este último año, hace de la revista Cásate en Carmona, una herramienta clave para aumentar el número y tipo de visitantes a la ciudad, y que estará en manos de los profesionales locales, tanto de entidades píblicas como privadas. Para ser felices.. y comer perdices.

  • 1