Economía

Y ganó el continuismo patronal

El catalán Joan Rosell se impone con amplia mayoría en la CEOE al andaluz Santiago Herrero.

el 21 dic 2010 / 11:30 h.

El dirigente de la patronal catalana, Joan Rosell, fue elegido ayer, por amplia mayoría, nuevo presidente de la CEOE, cargo al que también aspiraba el líder de los empresarios andaluces, Santiago Herrero.

En la asamblea general electoral celebrada ayer, Rosell se convirtió en el cuarto presidente de la CEOE, tras Carlos Ferrer Salat, José María Cuevas y Gerardo Díaz Ferrán, a quien sustituye en el cargo. El catalán obtuvo 444 votos a favor, mientras que Herrero recibió 247. Además, se registraron 16 papeletas en blanco y 3 nulos.

Nada más conocerse el resultado, Rosell recibió el abrazo de Díaz Ferrán, quien no pudo terminar su mandato por los problemas judiciales de sus empresas. Tras él, felicitaciones de su contrincante y del presidente de la patronal tecnológica (Ametic), Jesús Banegas, quien finalmente retiró su candidatura para integrarse en la de Herrero.

E inmediatamente le abrazaron el presidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, quien ha sido uno de los grandes apoyos de Rosell, y el presidente de las pymes, Jesús Terciado.

Tanto Fernández, por su respaldo manifiesto, como el presidente de Cepyme, porque así figura en los estatutos de la CEOE, estarán entre los nueve vicepresidentes -frente a los 21 actuales- que habrá en la nueva patronal española.

El resto de nombres se conocerá el próximo martes, cuando se celebrará la primera junta con Joan Rosell como presidente, en la que también se sabrán los nombres de los 46 miembros del Comité Directivo, un número que no cambia.

En su discurso de proclamación, Rosell aseguró que hay que convencer a los gobiernos y a los partidos políticos de que las reformas son la "mejor medicina" para el futuro del país. Hay que "ayudarles y aplaudirles" para que hagan las reformas que "tengan que hacer", aunque puedan "perder votos en el corto plazo". Consideró que las reformas son "imprescindibles e ineludibles" ante la "grave" situación de la economía y las empresas.

"Debemos salvar nuestro estado del bienestar haciendo todas las reformas que deban hacerse y postergando el bienestar del Estado", comentó. En rueda de prensa posterior, aclaró que no habría que tener miedo a hacer "reconversiones" en las administraciones, al igual que se han hecho en diferentes sectores empresariales "muy importantes".

Cuanto antes se hagan, será "más fácil digerirlas", porque no se puede continuar como si nada hubiera pasado, advirtió Rosell, quien consideró que el Estado se ha hecho "muy voluminoso" y hay que ver "qué grasas se podrían reducir" en la administración.

Se puso a disposición de la Corona, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de los partidos políticos y de los sindicatos para propiciar la recuperación económica.

Respecto a la candidatura de su contrincante, Santiago Herrero y de su socio, Jesús Banegas, Joan Rosell aseguró que "todos somos pocos y todos somos necesarios" y que "a la mínima que quieran" formarán parte del nuevo órgano de gobierno.

En cuanto a Díaz Ferrán, el catalán se mostró partidario de que, como marca la tradición, presida la Fundación CEOE, a no ser que haya "mucha gente" que diga lo contrario en los órganos de dirección, cosa que consideró poco probable.

El ofrecimiento se produce después de que Joan Rosell, antes de que se conociese el resultado de la votación, dijera del presidente saliente que durante su mandato ha habido "luces y sombras" como le puede a suceder a cualquiera.

Asimismo, se mostró a favor de ampliar las bases del consenso social para construir "puentes de entendimiento" con los sindicatos. "Hay que ayudar a los más débiles para que puedan progresar con trabajo y esfuerzo", dijo el nuevo líder patronal.

LOS REPROCHES. Y más duro fue Herrero, quien, también antes de las votaciones, pidió superar la situación temporal de "crisis institucional" que se ha vivido, en referencia a Díaz Ferrán.

Sin embargo, tras conocerse los resultados el patrón andaluz dijo que colaborará y participará con la nueva dirección, aunque subrayó que la gestión le corresponde a quien ha ganado. Parafraseando a Vicente Aleixandre, Herrero comentó que "la mejor forma de ser leal es ser leal a uno mismo" y que él siempre es coherente con sus planteamientos.

Recordó que lleva toda la vida en la CEOE y aseguró que seguirá colaborando en ella. "Creo que ha salido ganando la CEOE", subrayó Herrero, para añadir que si no hubiera "aguantado" hasta el final no habría existido la oportunidad de celebrar este "acto democrático" en que, por primera vez en 35 años de historia, la confederación ha podido elegir entre dos modelos organizativos. El futuro es de Rosell y "yo me limitaré a ser miembro de la organización que presido", la CEA.

Mientras, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, abogó por que, tras su renovación, la patronal tenga "una organización potente con más interlocución". Y desde el PP, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, deseó a Rosell "lo mejor".

Sin contar con Herrero y ni siquiera mencionarlo
No hubo llamada de Joan Rosell a Santiago Herrero para ofrecerle algún cargo ejecutivo en la CEOE que reforzara así la unidad y cicatrizara las lógicas heridas de una contienda electoral. Sin embargo, no por ser esperada se produjo, y anoche el patrón andaluz estaba descartado de la lista de hombres con poder del nuevo patrón nacional.

"Nada, no le ha ofrecido nada", dijeron ayer a este periódico fuentes del entorno del líder de la CEA. Y es que, por no haber, no hubo siquiera mención alguna de Rosell a su contrincante en su discurso ya como presidente electo. Ni una remota deferencia protocolaria, y ese desdén ha causado indignación a Herrero, quien acudió a la asamblea electoral arropado por la cúpula de la CEA y por su familia.

"Hasta el momento no hay ofrecimiento alguno", reiteraron las fuentes. En la actualidad, Herrero ocupa una de las 21 vicepresidencias de la CEOE y es presidente de su Comisión de Relaciones Laborales, desde la que ha marcado las líneas de la patronal en la negociación colectiva y la reforma laboral. Por estatutos a la CEA no le corresponde ninguna vicepresidencia y un cargo ejecutivo en la patronal nacional, en principio, se descarta.

  • 1