Cofradías

Y líbranos de las procesiones ‘piratas’... amén

el 16 oct 2012 / 19:26 h.

La proliferación de procesiones piratas promovidas por asociaciones cofrades desligadas de la jurisdicción de la Iglesia ha encontrado por fin una dura respuesta por parte del Arzobispado de Sevilla. En una carta circular dirigida a párrocos, superiores de institutos de vida consagrada y hermanos mayores de hermandades y cofradías de la Archidiócesis de Sevilla, el vicario general, Teodoro León Muñoz, insta a las entidades eclesiásticas a que eviten "los préstamos de enseres litúrgicos y religiosos" a estas asociaciones, "la cesión de locales de culto u otros de propiedad" que puedan servirles de cobijo, así como "la asistencia y participación en actos cultuales y análogos" organizados por éstas.

En la circular, a la que ha tenido acceso El Correo de Andalucía , el vicario muestra la "preocupación" de la Autoridad Eclesiática por la "confusión" que originan entre los fieles estas asociaciones cofrades, "meramente civiles, cuya apariencia externa puede ser similar a las de las asociaciones públicas de fieles (hermandades y cofradías)".

Esta confusión, explica la circular, viene dada por la "naturaleza de estas asociaciones civiles y la legitimidad de sus fines y formas de realización" y "se ve aumentada por la existencia de determinadas relaciones de colaboración entre entidades eclesiásticas (parroquias, conventos, hermandades y cofradías) y las citadas asociaciones civiles".

Según argumenta Teodoro León, es la "apariencia externa" de estas asociaciones la que "llega a crear percepciones erróneas (baste señalar cómo en ocasiones los propios miembros de estas asociaciones civiles se dirigen a esta Archidiócesis para solventar problemas internos que, evidentemente, escapan a nuestra competencia)", detalla la misiva.

Es por ello que el vicario general reclama de parroquias, conventos y hermandades que eviten "en cualquier caso" los préstamos de enseres litúrgicos, la cesión de locales que puedan servir de cobijo a estas asociaciones, así como la asistencia y participación a los actos promovidos por éstas. El vicario finaliza su circular invitando a estas asociaciones a "superar su situación irregular" y a "lograr una real inserción eclesial" a través de "un diálogo sincero" para "preservar cuanto de bueno" hay en ellas.

La multiplicación en los últimos meses de salidas procesionales promovidas por estas asociaciones ilegales estaba empezando a ser un serio quebradero de cabeza para el Arzobispado, para el propio Consejo de Cofradías y, colateralmente, para el Ayuntamiento, que se ve obligado a prestar cobertura municipal (agentes de la Policía Local con motos y patrulleros) para que estas procesiones transcurran sin incidencias en la calle, un servicio por el que se podría empezar a cobrar. El sábado, sin ir más lejos, jóvenes de San Bernardo enrolados en una "asociación cultural cofrade", sacaron un Cautivo desde una carpa instalada en la Fábrica de Artillería llegando hasta la puerta del Arzobispado.

  • 1