Local

¿Y los andalucistas?

Los andalucistas seguimos aquí, la mayoría en nuestras casas, fieles a la idea de que Andalucía necesita un partido que no sea de ámbito estatal sino de ámbito estrictamente autonómico, para que, en ningún caso, puedan confundirse ni solaparse los intereses de España con los de Andalucía.

el 15 sep 2009 / 02:47 h.

Los andalucistas seguimos aquí, la mayoría en nuestras casas, fieles a la idea de que Andalucía necesita un partido que no sea de ámbito estatal sino de ámbito estrictamente autonómico, para que, en ningún caso, puedan confundirse ni solaparse los intereses de España con los de Andalucía, ni postergarse estos últimos, sino que ambos intereses estén presentes y tengan necesariamente que cohonestarse. No hemos desaparecido. En Vicente Plural, más de la mitad somos andalucistas desde hace mucho tiempo y vamos a seguir siéndolo porque las ideas están por encima de sus realizaciones.

Y nos parece que, dos de las cosas que más daño han hecho al andalucismo, independientemente de las peleas, los bandazos y el fulanismo, ha sido la reiterada celebración de las elecciones autonómicas al mismo tiempo que las generales y la falta de implantación del partido, con una fuerza más o menos equivalente, en todo el territorio andaluz. Lo hemos escrito muchas veces. ¿Por qué no se aprovecharon los momentos de gobierno con el PSOE, cuando se tocó poder y se tuvo un cierto nivel económico, para conseguir ambas cosas? Los fallos (estos y otros) ya pasaron y no tienen remedio. Ahora pensamos sólo en el quehacer futuro en un momento en que siguen las divisiones, no va a llegar ningún dinero por votos ni por diputados y tenemos un líder menoscabado por una derrota electoral que nos ha dejado fuera del parlamento andaluz.

Dos ideas para ese quehacer futuro que exigen un pormenorizado desarrollo. Primera: abandonar los modos y maneras, la estructura y estrategias de un partido grande. Hay que pensar en un modo de ser, estar y organizarse de un partido pequeño. ERC se ha equivocado precisamente en eso. El PA se viene equivocando sistemáticamente en lo mismo. Podríamos poner muchos ejemplos. Segunda: abandonar el planteamiento de travesía del desierto porque, ahora, la tarea es salir del pozo. Y se necesita para ello una estrategia propia, unos dirigentes (pocos) que sepan gatear hacia arriba y un líder capaz de dirigir esa muy peculiar tarea.

Colectivo de profesionales andaluces. vicenteplural@hotmail.es

  • 1