Deportes

Y Navas 'reventó' la máquina

Que Jesús Navas tiene unas condiciones atléticas privilegiadas es algo que todo el mundo sabe, pero no por ello el futbolista de Los Palacios deja de sorprender a propios y extraños. Esta vez no lo ha hecho en un terreno de juego esquivando rivales, dejándoles atrás o dando asistencias.

el 16 sep 2009 / 00:08 h.

Que Jesús Navas tiene unas condiciones atléticas privilegiadas es algo que todo el mundo sabe, pero no por ello el futbolista de Los Palacios deja de sorprender a propios y extraños. Esta vez no lo ha hecho en un terreno de juego esquivando rivales, dejándoles atrás o dando asistencias.

La última exhibición de Jesús Navas ha tenido lugar en el Centro de Alto Rendimiento de la Cartuja, donde estos dos últimos días los jugadores del Sevilla han realizado un trabajo controlado en el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio. Las pruebas a las que se han sometido permiten analizar, entre otros aspectos, su frecuencia cardiaca, ventilación, consumo de oxígeno, producción de carbónico y tasa de lactato en sangre. La información obtenida será analizada por los preparadores físicos y los médicos del club con el fin de optimizar el rendimiento de cada futbolista.

Por lo general, los responsables de la preparación y del estado de salud del plantel no suelen hablar de casos particulares cuando se hacen este tipo de pruebas, aunque hay algo que vuelve a llamarles la atención: la asombrosa capacidad atlética de Jesús Navas. Ayer, el canterano, uno de los futbolistas más descatados del equipo en la presente campaña, protagonizó una anécdota que viene a poner de manifiesto sus privilegiadas condiciones para la práctica del deporte.

Ocurrió cuando el palaciego, tras colocarse la máscara (se emplea para analizar los gases) y los electrodos (controlan la frecuencia cardíaca) subió a la cinta rodante y empezó a correr. La prueba de esfuerzo, llamada de escalón creciente, consta de una primera fase de tres minutos en la que el jugador corre a una velocidad de 8 kilómetros por hora (trote) para calentar.

De manera progresiva, la velocidad aumenta un kilómetro por hora, de tal forma que el deportista corre un minuto a 9 km/h, luego otro minuto a 10km/h, a 11 km/h... y así hasta que el jugador dice basta o los supervisores de la prueba ven que ha alcanzado la meseta de rendimiento. En el caso de Navas, el suyo fue tal que incluso prácticamente reventó la máquina, que se quedó bloqueada cuando corría a tope. El palaciego, incluso, llegó a preguntar por qué no seguía funcionando... El asombro fue generalizado. Navas no ha querido dar mayor importancia a esta anécdota, reveladora de su potencial y de su excelente preparación física.

Ya en otro orden de cosas, el jugador de Los Palacios abordó diferentes cuestiones de actualidad. Entre ellas, la mejora de contrato solicitada por su agente hace algunas fechas. Navas, muy centrado en el equipo y la competición, prefiere delegar este tema. "Yo intento jugar bien y salir al máximo para hacer disfrutar a la gente. De esas cosas se encarga mi representante. Yo sólo quiero jugar y demostrar las cosas en el campo", se limita a decir.

El canterano también habla de Adriano y la posibilidad de que sea el nuevo lateral derecho, tras su buen partido en Málaga. "Es un interior y puede jugar en esa posición, pero todos los que lo hacen ahí intentan sumarse al ataque. Lo veo bien ahí porque es potente, fuerte. Adriano es un futbolista al que le gusta subir porque normalmente juega arriba. Tiene unas virtudes muy importantes y puede aportar mucho, aunque también está ahí Mosquera, que defiende y está jugando bien", comenta.

Por último, Navas opina sobre el hecho de que Manolo Jiménez haya decidido sustituirle en los últimos encuentros, algo que antes no era habitual. "Uno lo que quiere jugar el mayor número de minutos posible en todos los partidos, pero son decisiones del míster y debemos respetarlas", dice, sin querer profundizar.

  • 1