jueves, 18 abril 2019
20:14
, última actualización
Local

¿Y quién habló de la provincia?

El PSOE y el PP entraron en una guerra de reproches y rehuyeron cualquier debate con IU y PA.

el 10 may 2011 / 21:22 h.

TAGS:

Miguel Ángel Márquez, Fernando Rodríguez Villalobos, el periodista Javier Bolaños, Eloy Carmona y Pilar González, en el plató de Giralda TV.

Nadie quería perder ni nadie se quería mojar. Y ahí llegó el tedio. El PSOE y el PP escenificaron ante las cámaras de Giralda TV su predisposición a firmar tablas y aparcar cualquier debate sobre la provincia para otra ocasión. Tal vez hasta el 22-M, a tenor de unos discursos demasiado saturados de reproches para tan escasas propuestas. Si no hubiera cámaras, habría sido uno más de esos maratonianos plenos de la Diputación donde los grandes partidos se atizan enumerando fracasos.

Tuvieron la posibilidad de variar el rumbo del debate y hablar de la provincia. Pero no lo hicieron. El combate se inició con el portavoz del PP, Eloy Carmona, atacando con "los 250.000 parados" de la provincia -que citó dos veces en 10 minutos-, los ERE y los hijos de los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Viera y sus supuestas irregularidades. El discurso era de piloto automático, aunque no muy dispar del que ofreció el presidente del PSOE de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, que, aunque más suelto, replicó con la poca inversión a Sevilla del Gobierno de Aznar.

Era el bloque de Economía y Empleo y los portavoces del IU y PA asistían perplejos a la pelea hasta que intervino la candidata andalucista a la Alcaldía de Sevilla, Pilar González. Sabiendo que no tiene muchas cartas para darse a conocer en televisión -de hecho, participó tras no ser invitada al de las elecciones en la capital y plagó sus discurso de guiños a Sevilla-, se la jugó median- do. "Esta situación de paro es una emergencia. Dejemos de echarnos la pelota y pongámonos de acuerdo", dijo, a la par que afirmó que renunciaría a parte de su programa a cambio de un consenso.

El portavoz de IU y alcalde de Arahal, Miguel Ángel Márquez, la siguió en el reto. Pero PSOE y PP hicieron oídos sordos. Carmona machacó con "el despilfarro de dinero" en entes supramunicipales y Villalobos le recordó que su proyecto de teleférico "costó 240.000 euros y no sirve para nada... y lo ha dijo un concejal vuestro". González, algo despistada en los turnos, pidió suprimir las Diputaciones "como ha dicho Felipe González" y que todo ese dinero fuera a los Ayuntamientos. Pero tampoco ahí entraron al trapo.

Márquez también lanzó algunas propuestas, aunque barriera para su comarca -el terreno que conoce-, como crear una línea de cercanías para la Sierra Sur y La Campiña que "alivie de vehículos la A-92". A esas alturas, Villalobos y Carmona hablaban de la SE-40. "El PP no puso ni un duro en ocho años", decía el primero, mientras el segundo criticaba la "parálisis de la SE-40" y que "en cuatro años sólo se ha hecho 1,5 kilómetros de tercer carril de la A-49", cuando "la población se ha multiplicado por cuatro en 20 años". "Eso es por el urbanismo salvaje en Espartinas, Bormujos o Bollullos, donde gobernáis". El eco de una Tablada Verde Pública, que defendían IU y PA, se perdían en las críticas a Zoido, al Gürtel o al diseño y retrasos del Metro. Todo demasiado manido. Sólo Márquez arrojó, muy al final, una conclusión. "Este combate no interesa a nadie". Razón no le falta.

  • 1