sábado, 15 diciembre 2018
18:16
, última actualización
Deportes

¿Y si al Betis le bastan 14 puntos para salvarse?

El promedio de la zona baja apunta a 39-40 como frontera de la permanencia, de sobra para los verdiblancos con su actual ritmo.

el 13 feb 2012 / 22:57 h.

Pepe Mel, intenso durante el partido ante el Athletic.
La plantilla del Betis está citada hoy por la mañana (10.30) en la ciudad deportiva para poner fin al descanso posterior al partido contra el Athletic y comenzar a preparar el importantísimo y lejanísimo encuentro ante el Zaragoza, colocado por los iluminados de la LFP y las televisiones el próximo lunes a las nueve de la noche. Regresan Pepe Mel y sus futbolistas al trabajo con oxígeno en los pulmones y la clasificación después de su crucial victoria del pasado sábado, porque sólo hay que ver la tabla de Primera para comprobar lo que pudo haber sido y lo que finalmente fue. Si Nelson no hubiera atinado con ese magnífico derechazo en el minuto 90 y el conjunto verdiblanco hubiese empatado o perdido, ahora estaría con un punto de ventaja o igualado con el antepenúltimo (Racing, 23 puntos), con todo lo que eso supondría para un grupo inmerso entonces en una racha que en ese caso se habría agrandado hasta las cinco jornadas sin ganar. Pero el lateral caboverdiano afinó bien su puntería y el conjunto de Heliópolis es ahora decimocuarto, con tres puntos de renta sobre el abismo y tres rivales en medio.

La presencia de Villarreal, Mallorca y Granada entre el Betis y el Racing no es un dato baladí en esta Liga tan igualadísima en la que sólo hay nueve puntos de diferencia entre el antepenúltimo y el primer puesto de Liga de Campeones, en la actualidad propiedad del Levante con 32 puntos, y sólo ocho entre el descenso y la última plaza europea, en poder del Atlético de Madrid con 31. Desde que el triunfo equivale a tres puntos se trata del segundo margen más estrecho a estas alturas del campeonato: en la 99-00 sólo había siete puntos de separación entre el Alavés, sexto con 32, y la Real Sociedad, decimoctava con 25.

El equilibrio que existe en la parte baja de la tabla, con nueve equipos en un espectro de cinco puntos (de los 23 del Racing a los 28 del Rayo, décimo), y el bajo ritmo de puntuación de los contendientes apuntan a que el listón para la permanencia se reducirá respecto a otras temporadas. Calcular en cuánto estará la salvación con dieciséis jornadas aún por delante resultaría osado, por no decir absurdo, pero resulta que el Zaragoza es el tercer peor colista de la historia de la Liga de los tres puntos (lleva 12 y sólo lo superan el Xerez de la 09-10, con 11, y el Sporting de la 97-98, con 3), que el Sporting (19) tampoco ha llegado a la barrera de los 20 puntos y que los 23 del Racing suponen un promedio de 1,04 puntos por choque, de manera que una simple multiplicación por las 38 jornadas establece que la frontera entre el hundimiento y la supervivencia estará en 39-40 puntos. Y el Betis ya ha conseguido 26 de ellos, así que sólo le faltarían 14 y dispondría de dieciséis partidos para sumarlos.

Hasta ahora, el conjunto de Mel va por el camino correcto. Es verdad que su ritmo está por debajo del que le imponía una de las famosas cláusulas de su contrato (12 puntos cada diez jornadas), pero en realidad puede que le baste con mantener su velocidad actual (26 puntos en 22 encuentros, igual a 1,1 por jornada). De hecho, sumar esos 14 puntos en las 16 jornadas restantes significaría no llegar ni al punto por envite (la división da un resultado de 0,8).

Como curiosidad, en el mismo tramo de la primera vuelta, el Betis logró... ¡14 puntos! Y en ese parcial se incluye la famosa racha de un punto de 30, así que en principio parece previsible que los verdiblancos mejoren aquel horror y se salgan con la suya. Huelga decir, claro está, que esto es pura teoría y que en fútbol dos más dos casi nunca son cuatro. Y más con este incomprensible Betis que lleva más victorias (8) que once equipos pero también más derrotas (12) que otros 17.

  • 1