Deportes

¿Y si Manzano tiene guardado el jamón?

La mejoría comienza a dar frutos: tres victorias en los cuatro últimos partidos. El equipo de Gregorio Manzano mete presión al Villarreal en la lucha por el cuarto puesto. La Europa League se ve más cerca y la Champions... sigue ahí.

el 02 mar 2011 / 00:05 h.

Kanouté, en plena ofensiva.

Hay que pasar página y quizá esto no se haya hecho. Estamos todos locos por comer jamón y a lo mejor hay que comer chóped y darse cuenta de que hay que hacer el bocata de chóped en vez de jamón. Es difícil hacer ver a los jugadores que hay que estar al cien por cien en todas las competiciones, sobre todo cuando ves que la Champions está a tantos puntos". Las palabras pertenecen a Antonio Álvarez, técnico del Sevilla a comienzos de campaña y buen conocedor de la casa. Gusten más o menos, dejaba clara la necesidad de ser realistas, de bajar de las nubes y de asumir que antes que pensar en cotas altas hay que saber si se está capacitado para alcanzarlas.

La temporada comenzó con mal pie (ronda previa de la Champions) y por mucho que el Sevilla lo ha intentado su irregularidad ha sido una rémora enorme. Lo hizo bien en la Copa del Rey, donde eliminó al Villarreal -cuarto clasificado- y cayó en semifinales ante el Real Madrid. Al menos, su papel fue más que digno. También ha firmado una trayectoria aceptable en la Europa League, porque el Oporto ha demostrado las razones que lo erigen en uno de los grandes favoritos a levantar el título. En estos momentos, al equipo de Gregorio Manzano sólo le queda la Liga, donde se resiste a tirar la toalla en su lucha por una plaza en la Champions.

El problema es que en el torneo de la regularidad es donde verdaderamente se demuestra si hay jamón o chóped para el bocata. La victoria sobre el Sporting, posiblemente la más cómoda de la temporada, sitúa la desventaja respecto al Villarreal en nueve puntos, a la espera de lo que haga éste en casa ante el Hércules. Lo normal sería que el conjunto castellonense ganara, pero está por ver. Si no es así, la lucha por el cuarto puesto puede dar un vuelco. Y no hay que olvidar algo: el Villarreal tiene que jugar todavía en el Sánchez Pizjuán. ¿Se imaginan que Manzano tiene guardado el jamón y consigue la proeza de clasificar al Sevilla para la Liga de Campeones? Todo es posible.

  • 1