Deportes

Y Squillaci pisó Nervión

Sebastian Squillaci se ha convertido ya en el quinto refuerzo del Sevilla para la temporada 08/09. El club de Nervión va a pagar por él algo más de seis millones de euros, cifra que podría incrementarse hasta los siete en función de objetivos.

el 15 sep 2009 / 08:08 h.

Sebastian Squillaci se ha convertido ya en el quinto refuerzo del Sevilla para la temporada 08/09. El club de Nervión va a pagar por él algo más de seis millones de euros, cifra que podría incrementarse hasta los siete en función de objetivos. Hoy se le espera en el hotel de concentración.

Squillaci llegó ayer por la tarde, al filo de las siete y media, al aeropuerto de San Pablo en un avión privado procedente de su país. No quiso hacer declaraciones porque, según el club, a esa hora no estaba aún rubricado su fichaje.

Acto seguido, y tras ser recibido por Monchi, director deportivo de la entidad, se trasladó hasta el Centro de Alto Rendimiento de la Cartuja para someterse al obligado reconocimiento médico previo a la firma. La idea es que hoy pueda ser presentado oficialmente ante los medios de comunicación y con la presencia de José María del Nido, quien estos días disfrutaba de unos días de vacaciones. Por ello, si todo marcha como está previsto, hoy podría unirse a la concentración del equipo en tierras gaditanas.

Este fichaje, quinto para la nueva campaña, va a suponer un desembolso superior a los seis millones de euros, que podría superar los siete a ingresar por el Olympique de Lyon si alcanza una serie de objetivos. Squillaci, el tercer jugador del país vecino en una defensa que prácticamente hablará francés (Escudé, Konko...), es el futbolista elegido para reforzarla, una de las prioridades de Manolo Jiménez y de la dirección deportiva tras las vicisitudes de la pasada campaña.

Teniendo en cuenta además que Javi Navarro sigue en el dique seco, que Escudé acaba de operarse y que Mosquera el pasado año no rindió como se esperaba, no quedaba otra alternativa que volver al mercado, lo que hace que, con estos más de seis millones a pagar, el club bata todo sus registros en cuanto a inversión en fichajes, cercana a la nada despreciable cifra de 40 millones de euros.

De 27 años de edad, Squillaci llegó al Lyon en 2006, procedente del Mónaco a cambio de tres millones de euros más la marcha al club del Principado del central Sylvain Monsoreau. Fue dos veces campeón de Francia con el Olympique (2007, 2008), logrando también dos títulos Copa Francia (2008). Previamente, había conquistado la Copa de la Liga con el Mónaco, título que también logró en Lyon (2007). Squillaci es internacional por Francia y estuvo en la pasada Eurocopa de Austroa y Suiza, pero no disputó ningún partido.

Con su llegada, Jiménez podrá a comenzar a perfilar su defensa como él quiere. El técnido de Arahal cuenta ya con Mosquera, Drago, Escudé, Fernando Navarro, David Prieto, Konko, Crespo, más los canteranos Cala y Casado y sin olvidar que Javi Navarro sigue formando parte de la plantilla.

Ahora, se trata de que la inversión realizada, unida a los mimbres que ya había y que han demostrado sufiente solvencia (Drago y Escudé) permitan al Sevilla acabar con los tremendos problemas defensivos que acusó la pasada campaña, pese a que muchos de ellos no fueron culpa necesariamente de los zagueros. Jiménez quiere compromiso colectivo en defensa y así se lo intenta transmitir día a día a sus futbolistas.

  • 1