jueves, 21 marzo 2019
22:50
, última actualización
Local

Y todo por cumplir la Ley

Cada vez resulta más indignante la campaña de desprestigio del Poder Judicial, pues al final va a resultar que los jueces que incluso actúan ajustándose escrupulosamente al contenido de la Ley y no cometen error alguno van a ser los responsables de las tropelías que cometa cualquier delincuente o perturbado mental.

el 15 sep 2009 / 18:05 h.

Cada vez resulta más indignante la campaña de desprestigio del Poder Judicial, pues al final va a resultar que los jueces que incluso actúan ajustándose escrupulosamente al contenido de la Ley y no cometen error alguno van a ser los responsables de las tropelías que cometa cualquier delincuente o perturbado mental que no se encuentre en prisión o en un centro psiquiátrico.

Ahora también se nos va a exigir el poder de adivinación y clarividencia, debiendo juzgar no sólo por el ilícito que haya cometido una persona sino en previsión de lo que pueda hacer en un futuro, y ello aun cuando el delito que se le impute sea de lo más común y ese sujeto no revista ni el más mínimo indicio de peligrosidad, salvo para preclaros augures. Más aún teniendo en cuenta la gravedad cuantitativa y cualitativa de la delincuencia que sufrimos en España.

Porque una detención de una persona sin antecedentes, que probablemente ha hurtado, que no robado, porque esa distinción la hace la Ley, unas motocicletas y se le han encontrado armas, la mayoría escopetas legales y una pistola ilegal, lo que no implica un arsenal sino sólo la calificación penal de tenencia ilícita de armas, no puede dar lugar a su prisión preventiva, entre otras cosas porque nunca lo pediría el Ministerio Fiscal, requisito preceptivo sin el que el juez no puede acordarla. Si fuera así ya podríamos ir encargando muchas, muchísimas más cárceles, a cargo de los presupuestos que todos pagamos. Mas si el delincuente detenido hubiera ido a prisión porque el juez hubiera infringido la Ley, el titular de cierta prensa amarilla hubiera sido: "Un juez desalmado manda a prisión a un padre de familia en paro por robar unas bicis y tener una pequeña pistola". Por supuesto ese juez hubiera sido denunciado al Consejo y sancionado. Todo aireado para mayor deshonra de los jueces. Porque las leyes sólo disgustan cuando se aplican, salvando su responsabilidad siempre el Legislativo que las publica.

  • 1