Local

¡Ya está el primero en la calle!

Los adictos al belenismo están de enhorabuena: en la Plaza del Pan está el primer nacimiento del año. Uno muy original y bastante barato, para lo que se estila. ¿Pagaría 328 euros por él?

el 12 oct 2009 / 20:50 h.

TAGS:

Eusebio Álvarez-Ossorio coloca en el escaparate de su tienda el primero de los belenes que Sevilla podrá ver esta temporada.

Sevilla ya ha puesto su primer belén. Está en la Plaza del Pan, en el escaparate de una tienda tan antigua, tan antigua, que se llama La Antigua. Eusebio Álvarez-Ossorio es el dueño; el dueño del belén y de la tienda, se comprende, que no de la plaza, aunque lo mismo le da para comprársela entera con lo que gane vendiendo estos nacimientos napolitanos. No porque sean caros, sino por todo lo contrario: 328 euros el lote completo que incluye el portal, la Sagrada Familia, ángeles, arcángeles, detalles de atrezzo, un niño agarrado a una columna y los tres Reyes Magos, cada uno de ellos con su correspondiente montura, su paje y su sirviente.

"Es una preciosidad", dice Eusebio, que ha encontrado esta ganga en una Feria del Regalo de Madrid. Se ha traído de allí 120 juegos y habrá que ver si mañana o pasado le queda alguno. "Es la reproducción de gran calidad de un nacimiento de Salzillo, de tipo entre napolitano y barroco español, con las figuras hechas en resina y pintadas a mano. Salzillo lo hizo cuando ya tenía cerca de 80 años y no se podía mover, con lo que no podía crear esculturas de gran tamaño." Eusebio fue hermano mayor del Sol y responsable de la banda del mismo nombre, así que ya pueden imaginarse el mimo con que trata este material navideño.

"El precio me dejó muerto. No me lo podía creer. Un nacimiento artesanal de estas características, con esta calidad y estas dimensiones, no sale ni loco por menos de mil o mil quinientos euros. Pero ni loco, vamos." El original de Salzillo tiene más de 300 piezas; el sevillano quiere ampliar con algunas de sus escenas los nacimientos que venda el año que viene. De momento, lo que tiene es lo que tiene y no puede encargar más. ¿Eso que se oye es gente corriendo hacia la calle?

  • 1