martes, 18 diciembre 2018
15:37
, última actualización
Local

"Ya hay mucha gente que votó a Zoido y que ahora está arrepentida"

El secretario general de los socialistas de Sevilla, número 2 al Congreso el 20-N, cree que pueden recuperar el apoyo de desengañados que votaron al PP

el 01 nov 2011 / 20:03 h.

TAGS:

José Antonio Viera posa en el patio de la sede provincial del PSOE, que se encuentra en la calle Luis Montoto.

Ha sido consejero y delegado provincial de la Junta, senador, parlamentario andaluz y (de manera fugaz) concejal, sólo le faltaba pisar el Congreso de los Diputados y en ello está. Su integración en la lista se conoció en plena tormenta, cuando el PP pedía su cabeza al vincularlo con las irregularidades en las ayudas al empleo de la Junta que investiga la jueza Alaya. De aquello salió como número 2 al Congreso y postulándose a la reelección como secretario general de Sevilla, una apuesta que mantiene porque "en el momento más difícil para nuestra organización hay que estar a pie de obra".


-Anunció que iba en la lista en un momento en el que se pensó que tiraba la toalla. ¿Este cadáver político goza de buena salud?
-Si estoy aquí es porque estoy más que convencido de que voy a seguir en primera línea de la política y porque la inmensa mayoría de mis compañeros consideran que soy la persona adecuada para llevar a cabo las tareas de coordinación y dirección del PSOE. Yo he dicho por activa y por pasiva que el PP no encontrará en mi trayectoria política ni una sola ilegalidad y ni una sola inmoralidad. Con esos dos soportes son con los que voy a seguir ejerciendo mi tarea política.


-¿Llegó a plantearse la posibilidad de dimitir?

-No, en ningún caso. Sí sucede que en la vida de cualquier político hay momentos en los que tú mismo, tu familia y tu entorno de amigos te preguntan si esto realmente merece la pena. Desde un punto de vista objetivo jamás me he planteado ese camino, aunque he de reconocer que siempre esa tentación está ahí.


-¿Incluyéndose en la lista se blinda ante una posible imputación en el caso de los ERE?
-Ese es un argumento que el PP ha tratado de desarrollar en los últimos meses, y los ciudadanos lo que deben de saber es que un congresista o un senador son exactamente igual a otro ciudadano, es decir, cuando presuntamente han podido cometer un delito van a recibir el mismo tratamiento que cualquier ciudadano que no tenga vinculación con la política. La única singularidad es que a un parlamentario le juzga el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en el caso andaluz y el Tribunal Supremo a nivel nacional.


-A una semana del inicio de la campaña se ha conocido que ya va a juicio el caso de las comisiones ilegales en Mercasevilla, por el que se sienta en el banquillo Antonio Rivas, que fue delegado de Empleo y miembro de su Ejecutiva provincial. ¿Cree que el caso va a tener una influencia fuerte en campaña?
-No, yo creo que la inmensa mayoría de la ciudadanía sabe que presuntamente se han cometido unas irregularidades, que ha habido ciudadanos (unos vinculados al PSOE y otros no) que han podido aprovechar estas irregularidades para su enriquecimiento personal. Pero hay dos cuestiones que quiero dejar claro, aunque es verdad que estoy casi predicando en el desierto, y es que los ERE son legales desde el momento que las partes (una empresa en dificultades, el comité de empresa, la Inspección de Trabajo y la propia autoridad laboral) certifican que se cumplen todas las condiciones. Otra cosa distinta son las pólizas irregulares o las irregularidades que se han cometido en algunas pólizas. La segunda cuestión es que los recursos económicos que se han manejado a lo largo de estos años han resuelto el problema de miles de trabajadores y de centenares de empresas. Ese dinero que se ha utilizado lo aprueba el Parlamento de Andalucía, se contempla en los presupuestos oficiales de la Junta y pasa por la Intervención General, es un dinero absolutamente legal.


-¿Puede afectar negativamente al PSOE en las elecciones?

-Lo que no se puede hacer es calificar a la inmensa mayoría de las instituciones por el comportamiento ilegal de unos pocos. En el momento en que se conozca definitivamente esta situación los ciudadanos harán una valoración, y espero que al final no se queden con los criterios del PP, que ha calumniado e injuriado desde al primer militante del PSOE hasta al último de sus dirigentes.


-El caso es que es la juez Alaya la que en su último auto apunta a una posible financiación ilegal de la Junta o del PSOE...

-Respetando como siempre los pronunciamientos judiciales, he de decir rotundamente que sería rocambolesco en el caso de la Junta, porque sería enriquecerse con sus propios fondos: la Junta no es un tercero, en ella nacen y en ella mueren los recursos económicos. Y con respecto a lo de una financiación ilegal del PSOE le puedo decir con rotundidad que no, en ningún caso, ni el PSOE de Sevilla ni el regional jamás han recibido un solo euro que no esté ligado a lo que son nuestras aportaciones como militantes o a los recursos legales que puedan manejarse en las campañas electorales. Rotundamente no.


-Con respecto a la campaña, ¿se juega el doble al ser candidato y además el responsable de la provincia más importante para el PSOE?

-Hombre, esto no hay que plantearlo como una apuesta personal, todos somos responsables cuando las cosas salen bien y cuando salen mal. Y mi principal preocupación ahora es que seamos capaces de decirle a los ciudadanos de Sevilla que el PSOE va a seguir haciendo de la educación el principal instrumento de la igualdad de oportunidades, que seguiremos luchando por la sanidad pública y apostando por la aplicación de la Ley de Dependencia. Por eso, el presupuesto de la Junta para 2012 está diciendo claramente que tiene un rostro solidario y comprometido con las políticas sociales que nos han identificado los últimos años.


-¿Y qué se hace con el paro, que con diferencia es la principal preocupación?
-Es muy importante que no bajemos los brazos ante la situación económica, que bien es cierto que es compleja, planetaria, y no está en nuestras manos resolverla de hoy para mañana. Y por fin ya el PP reconoce que no tiene una varita mágica con la que diga que a partir del 20-N el paro va a desaparecer. Tenemos que defender lo que tanto trabajo ha costado traer hasta aquí, el Estado del Bienestar, y cambiar dinero y especulación por trabajo y producción.


-¿Este mensaje no queda sepultado por la cifra tan brutal de cinco millones de parados?
-Pero es que aquí se da la paradoja de que en 2007 nuestro país era un referente para toda Europa y gran parte del mundo desde el punto de vista de la actividad económica y del empleo, las mejores cifras de la historia en personas ocupadas y población activa se dieron en ese momento, y gobernaba el PSOE. Después nos hemos encontrado con una crisis de dimensiones desconocidas, y ahora a la gente que ha perdido su empleo lo primero es garantizarle una cobertura durante el tiempo de dificultad que va a pasar, porque si no tuviéramos una cobertura por desempleo que alcanza a más del 74% de la población estaríamos viviendo el drama que se ve en las calles de Grecia y que se verá probablemente en las de Portugal. Si hasta hoy la sociedad española está aguantando la situación es porque hay una gran cobertura social, y hay además un complemento de renta muy importante con la sanidad y la educación públicas cubiertas, con la Ley de Dependencia...


-¿Esta red social ha impedido un estallido social?
-Efectivamente, ése es el principal soporte para que al día de hoy no hayamos tenido esa circunstancia. Creo que vamos ahora mismo en la buena dirección con las medidas que se han tomado en los últimos días, y hay además otro elemento de esperanza para los sevillanos: cuando esta crisis termine tendremos una conexión por alta velocidad prácticamente con casi todas las provincias andaluzas, vamos a tener terminada la SE-40, tenemos dos universidades... Es decir, los recursos humanos y las e infraestructuras de Sevilla no tienen nada que ver con la que teníamos en la crisis de los 90.


-Lo de la SE-40 terminada es un poco optimista, ¿no?
-La SE-40 es una infraestructura que nace con los gobiernos socialistas, que se desarrolla con los gobiernos socialistas y alguno de sus tramos se va a abrir de la mano de gobiernos socialistas. A pesar de todas las dificultades, hoy hay un buen nivel de funcionamiento, todo esto en una etapa de crisis profunda tiene un gran mérito.


-¿La SE-40 será importante en campaña o la ahogarán las políticas globales?
-Ahora el ciudadano lo que está es preocupado por el paro o por su puesto de trabajo, pero junto a esto tendrá que ver si vamos a tener el mismo modelo de escuela pública en Sevilla que en Madrid o no, si nuestra sanidad pública va a estar vinculada al modelo de Valencia o no y si la aplicación de la Ley de Dependencia va a ser como la que se ha desarrollado en Madrid o no. Porque lo que se está haciendo en Madrid con la Ley de Dependencia además de una ilegalidad es una inmoralidad. Y la gente tiene que tener claro que las cosas pueden ir a peor, desde el momento en que las circunstancias económicas no van a cambiar de hoy para mañana y lo admite el propio PP, que entiende que una manera de reducir el déficit es entrando a saco en los recortes sociales.


-Estallido social no ha habido, pero sí una corriente de indignación como demuestra el 15-M. ¿El PSOE tiene que acercarse a este movimiento?

-Los partidos políticos tenemos la obligación de estar a la altura de las circunstancias que nos tocan vivir. En el momento que la sociedad vaya a un ritmo y los partidos a otro nos podemos encontrar que esa frustración haga que la gente se vaya a la abstención y se aleje de la política. Tenemos que tomar muy buena nota de lo que ha pasado estos últimos meses, en los que los ciudadanos nos han pedido que la presencia de la sociedad civil en las decisiones políticas sea permanente. Nosotros hemos aprobado en nuestras conferencias políticas que a nivel de los ayuntamientos cualquier propuesta que hagan los ciudadanos avalada por una serie de firmas se incluya en el orden del día, que se creen consejos ciudadanos, que se cree el escaño 110 en el Parlamento de Andalucía o el 351 en el Congreso de los Diputados... Pero aparte de esto es necesario que recojamos algunas de las peticiones que han hecho, como la entrega de una vivienda en dación de pago por un préstamo hipotecario.


-¿Teme que el 15-M lleve votantes socialistas a la abstención o a confiar en IU?

-Nosotros tenemos un cuerpo electoral donde se dan cita muchas generaciones, y es evidente que las que no son tan jóvenes y han conocido otra España tienen memoria histórica y saben que el PSOE les ha acompañado durante gran parte de su camino. Luego hay una generación joven que puede pensar que los derechos que disfrutamos son para siempre. Pero los acontecimientos en algunos países de Europa y en muchas comunidades de nuestro país deben hacerles pensar que esos derechos no son para siempre, que hay que pelear por ellos y hay que defenderlos cuando están en peligro.


-En las municipales hubo un trasvase importante de votos del PSOE al PP incluso en barrios tradicionalmente socialistas, ¿teme que se repita la tendencia?
-Son conceptos distintos, y además creo que la pregunta que se hacen muchos ciudadanos que han votado al PP y al señor Zoido es en qué ha cambiado Sevilla desde mayo hasta ahora. Porque ni la limpieza ni el tráfico han mejorado infinitamente. ¿Y la creación de empleo? Porque en la etapa socialista el responsable del paro en Sevilla era el gobierno municipal, y ahora que está el PP ya no lo es, ahora es culpa de la Junta o el Gobierno central. En estos meses los ciudadanos se han encontrado con un alcalde que se ha hecho la foto con la ensaladera de la Davis, pero ya no lo vemos en Torreblanca o en Sevilla Este. Así hay mucha gente que ya se ha arrepentido de votar a Zoido, no me cabe la menor duda, mucha gente que le entregó al PP su confianza pensando que se iba a producir un cambio extraordinario que no llega, ni en la seguridad, en la limpieza, ni el transporte ni en la actividad económica.


-¿Y cree que son votos recuperables para el PSOE? Porque las encuestas dicen lo contrario.

-En el caso de Sevilla, que es mi responsabilidad, en las municipales recibimos un correctivo importante en la capital, probablemente porque muchas de las cosas que hicimos las pondrá el tiempo en su sitio. Lo que ocurre es que en la casa donde hay dos personas paradas hay un drama profundo, y eso es lo que determina en gran medida la posición primera de un ciudadano. Pero a lo largo de estos meses ese mismo ciudadano también estará pensando cómo será su misma situación dentro de cuatro meses si gobierna el PP o el PSOE.


-Habla de un correctivo importante en Sevilla capital, ¿si se produce en las generales hay riesgo de ruptura en el partido?
-No, nosotros hemos ganado en 67 de 105 municipios de la provincia y 67 victorias es un porcentaje muy representativo de qué opina la provincia del PSOE. Y el día 20 vamos a mejorar los resultados en la provincia y en Sevilla capital, lo que nos va a posibilitar estar con una representación muy parecida a la que tuvimos en 2008. Sin ánimo de que mis compañeros del resto de provincias se molesten, ahora la mayor fortaleza orgánica en Andalucía se llama PSOE de Sevilla. El último congreso lo ganamos con un 95% de los votos y al día de hoy yo diría que ese porcentaje de apoyo es incluso mayor. No, no me preocupa en absoluto que haya algún tipo de inestabilidad a nivel orgánico en Sevilla.

  • 1