Deportes

Ya no se puede amagar más

A cinco puntos del Atlético, cuarto clasificado -con el que pierde el goal-average-, y con el Racing de Marcelino metido en la pelea, el Sevilla tiene hoy una nueva prueba de fuego. Tras sufrir dos derrotas consecutivas, todo lo que no sea vencer supondría dar un nuevo y delicado paso atrás.

el 15 sep 2009 / 02:47 h.

A cinco puntos del Atlético, cuarto clasificado -con el que pierde el goal-average-, y con el Racing de Marcelino metido en la pelea, el Sevilla tiene hoy una nueva prueba de fuego. Tras sufrir dos derrotas consecutivas, todo lo que no sea vencer supondría dar un nuevo y delicado paso atrás.

Por más que lo ha intentado, el conjunto nervionense lleva mucho tiempo sin estar en zona Champions y la Liga va tocando a su fin. Los tropiezos del Atlético le dieron en su día la posibilidad de arrebatarle el cuarto puesto, pero no supo aprovecharlo.

Por eso, está obligado ganar y, además, esperar a que sus rivales fallen. Sólo Villarreal (24 puntos sumados) y Dépor (20) lo han hecho mejor en la segunda vuelta, aunque de cara a la afición estos números (19 puntos) servirán de poco si al final no se logra una plaza en la Champions.

Las derrotas ante el Atlético y Real Madrid han dejado la sensación de que el Sevilla va a tener que sudar sangre para ser cuarto en esta Liga. Su nivel defensivo, con cinco goles recibidos en esos dos choques, sigue dando quebraderos de cabeza.

Por si fuera poco, Drago y Escudé están en el dique seco -cuatro centrales de baja- y, tal como ocurrió en el Bernabéu, el técnico deberá elegir entre Mosquera, David Prieto y Fazio para diseñar una zaga que hoy deberá frenar el temible ataque del Villarreal (1,73 goles de media por encuentro). No estará Guille Franco -amargó la noche al colombiano en El Madrigal- pero sí Nihat y Rossi.

En cualquier caso, la línea de atrás no es la única que falla. En el centro del campo, Poulsen, uno de sus pilares, ha bajado el pistón; Maresca está sancionado y Renato ha perdido peso específico.

Curiosamente, el brasileño se perfila ahora como titular junto a Keita, ya que el danés incluso está renqueante. Por si fuera poco, Jesús Navas y Diego Capel han jugado también por debajo de su nivel en las dos últimas semanas. Si a ello se une el hecho de que en la delantera Kanouté no está fino y que Luis Fabiano llega entre algodones, lo cierto es que todo parece cogido con alfileres.

Pero mientras hay vida, hay esperanza y a este dicho se aferra el Sevilla para tratar de recortar distancias en una jornada peligrosa para Atlético (Almería) y Racing (Dépor). Eso sí, con permiso de un Villarreal, alternativa al Real Madrid en la lucha por el título, dispuesto a amarrar el segundo puesto y a seguir haciendo historia. Hoy puede encadenar su décima jornada consecutiva sin perder, algo que no ha logrado nunca en Primera.

  • 1