Local

Ya se pueden solicitar los puestos del nuevo mercado de Alcalá de Guadaíra

Tras varios años de obras, retrasos y quejas de los vecinos, la nueva plaza de abastos de Alcalá de Guadaíra es ya es una realidad. Ya se pueden presentar solicitudes para hacerse con los 32 puestos disponibles.

el 16 sep 2009 / 07:52 h.

TAGS:

Tras varios años de obras, retrasos y quejas de los vecinos, la nueva plaza de abastos de Alcalá de Guadaíra es ya es una realidad. Ya se pueden presentar solicitudes para hacerse con los 32 puestos disponibles.

Los interesados en ocupar uno de los puestos del nuevo mercado tienen dos meses para solicitarlos. El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra adjudicó la concesión de los puestos el pasado 24 de julio en la junta de gobierno local y ahora se publica en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Con respecto al apoyo al lanzamiento del nuevo centro comercial en la plaza Paulino García Donas, el concejal de Comercio, Salvador Escudero, manifiesta que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra realizará una inversión de 271.000 euros, "destinados a promover la plena ocupación" del mismo.

Serán subvencionables los gastos asociados a todo lo relacionado con el inicio de la actividad en el nuevo espacio. De este modo, habrá subvenciones, entre otros, para los estudios de mercado, mobiliario, tasas, estudios o proyectos técnicos, imagen y el traslado al nuevo centro comercial de los placeros que ahora son titulares de un puesto en el actual mercado y que hasta hace poco se negaban a la mudanza por el excesivo costo de la misma.

La plaza de abastos en el antiguo edificio de Sevillana Endesa costó más de dos millones de euros. Cuenta con dos plantas con un total de 32 puestos que, unidos a espacios de ocio, una terraza y un aparcamiento subterráneo, conformarán un entorno con las últimas novedades en instalaciones de este tipo que, sin olvidar el trato humano y cercano que puede tener un negocio de este tipo, haga competitivo el servicio para todos ellos.

El responsable de Carpanel, la empresa encargada del proyecto, Juan Hurtado, reconoce que se encontraron con "algunas complicaciones por estar, en parte, en un espacio histórico que necesitó trabajos específicos de rehabilitación para preservar la estructura del mismo". Concretamente, se refiere al edificio de la planta baja, la nave que ocuparon en su día las oficinas de Sevillana Endesa. De este modo, se trata de una construcción que cuenta con una estructura arquitectónica industrial de una nave de principios del siglo XX. Para más complicaciones, hubo que levantar un nuevo salón junto a un vestíbulo.

  • 1