viernes, 19 abril 2019
01:26
, última actualización
Cultura

Yeregui y Del Junco estrenan nuevos proyectos en el CAAC

En vísperas de la Biacs3, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo presentó ayer dos producciones netamente andaluzas: En el camino, de Jorge Yeregui y El sueño del ornitólogo, de Juan del Junco.

el 15 sep 2009 / 11:54 h.

En vísperas de la Biacs3, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo presentó ayer dos producciones netamente andaluzas: En el camino, de Jorge Yeregui y El sueño del ornitólogo, de Juan del Junco. Las obras, dos acercamientos al arte desde la arquitectura y la ciencia, permanecerán en exposión hasta el mes de enero.

Siguiendo la línea inaugurada por los hermanos MP y continuada luego por Jesús Zurita, el Monasterio de la Cartuja presentó las dos nuevas instalaciones que el director del Centro, José Lebrero, ha encargado a dos jóvenes artistas andaluces, Jorge Yeregui y Juan del Junco. "Nadie podrá decir nunca que el CAAC olvida la creación joven", dijo ayer el responsable de la institución.

La instalación denominada El sueño del ornitólogo, de Juan del Junco, parte de una experiencia personal y familiar con el mundo de los pájaros, acercándose al mismo a través de las imágenes. El artista, que se confiesa "ornitólogo de vocación", ha trazado en su creación un recorrido que une "ciencia y experiencia vital" en un montaje con múltiples lecturas. Realizada específicamente para la capilla de San Bruno del Monasterio, la pieza reúne casi 300 fotografías de aves disecadas en la que se "pervierte" el orden científico.

El artífice de la instalación, expuesta en un marco neutro, que pudiera recordar a un laboratorio, y donde las imágenes de los pájaros representan "la viva imagen de la muerte", aseguró ayer cómo su creación se relaciona "perfectamente" con la inminente Bienal de Arte Contemporáneo. "Tanto a Yeregui como a mí nos viene muy bien que nuestras obras, de alguna manera, se integren en el escaparate de la Biacs", reconoció ayer del Junco.

Al igual que él, su compañero, Jorge Yeregui parte de otra disciplina, en este caso la arquitectura, como materia prima desde la que acercarse a la creación artística pura. El interés de este joven creador es el de "recuperar objetos arquitectónicos que han quedado olvidados tanto por aquellos que los hicieron como por quienes pasan a su lado día a día. Son las "pre-ruinas", "esa serie de arquitecturas inacabadas, abandonadas por diversos motivos y que, expuestas en su estructura básica, son moldeadas por el tiempo y la naturaleza", contó ayer el autor.

En el camino, título de la pieza que ha creado gracias al "entusiasmo por el proyecto" de José Lebrero, representa una inmensa valla publicitaria que llama la atención sobre "ese cementerio de pre-ruinas que era, hasta hace poco, la Isla de la Cartuja, y también tiende lazos con la actual crisis económica, que está provocando que cada día quiebre una constructora y se queden grandes edificios a medio hacer", detalló ayer Yeregui, quien tiene alojado en la web del Centro de Arte (www.caac.es) cerca de 300 imágenes correspondientes a todas las preruinas que ha documentado en los aledaños de la provincia de Sevilla.

"Las carreteras ya no nos llevan solamente a unos lugares, sino que son lugares", escribió John Brinckerhoff. La aspiración de Yeregui retoma la aseveración e invita a considerar estas pre-ruinas como formas naturales del paisaje.

  • 1