Local

"Yo me moriría si perdiera la tutela de mi hijo"

Latifa El Barrahi, la madre del niño supuestamente abandonado durante dos semanas en un piso de Córdoba, reclamó ayer con contundencia a la Junta que le devuelva a su hijo. La mujer, de nacionalidad marroquí, se presentó por la mañana en la Delegación de la Consejería de Igualdad en Córdoba con la intención de sacar al menor del centro donde continúa ingresado.

el 16 sep 2009 / 03:03 h.

TAGS:

Latifa El Barrahi, la madre del niño supuestamente abandonado durante dos semanas en un piso de Córdoba, reclamó ayer con contundencia a la Junta que le devuelva a su hijo. La mujer, de nacionalidad marroquí, se presentó por la mañana en la Delegación de la Consejería de Igualdad en Córdoba con la intención de sacar al menor del centro donde continúa ingresado.

Sin embargo, según explicó a los periodistas, todavía no ha podido ni siquiera hablar con él.

Justo después de salir de las dependencias de la Junta de Andalucía, Latifa señaló que regresó a Córdoba cuando una amiga la avisó "del lío que se había montado y de que el niño no estaba en el piso" con un amigo a cuyo cargo dijo haberlo dejado. La madre añadió que marchó hace dos semanas a Marruecos, donde había ido para ultimar asuntos relacionados con la peluquería que ha abierto en la ciudad de Kenitra. Recalcó varias veces no dejó a su hijo abandonado, porque "si hubiera querido abandonarlo también hubiera abandonado a mi otro hijo y, sin embargo, me lo llevé conmigo a Marruecos". "Lo que ocurrió", según ella, es que su hijo de seis años "se quedó en Córdoba porque no quería venirse".

Latifa insistió en que dejó al menor a cargo de su compañero de piso, una persona "mayor y responsable que, por lo visto, no lo ha sido tanto". Indicó que no sabe por qué no ha cumplido el compromiso de cuidar al menor cuando "yo le daba de comer gratuitamente y le compraba hasta el tabaco".

La mujer se preguntó por qué la policía se ha llevado a su hijo. Hizo hincapié en que "nunca" ha dejado a sus hijos solos y que lo que quiere es que el niño vuelva con ella ya que "me moriría" si perdiera su tutela.

Respecto al hecho de que la Junta ya le retirara la tutela de sus hijos en 2004, la madre explicó que fue "el sinvergüenza de su padre" el que un día entregó al niño en Asuntos Sociales porque "quería vivir solo, sin respetar sus derechos como madre".

Por su parte, el dueño del bar Tiburón, Antonio Martínez, explicó a los periodistas que cuidó al niño durante cinco días por las tardes y una vez que el compañero de piso de Latifa se marchó fuera de la ciudad lo acogió en su casa diez días más. Martínez afirmó que Latifa "quiere a sus hijos" pero que al tener una cultura distinta no le dio tanta importancia a que el niño se quedase en Córdoba con un amigo.

El pequeño de seis años continuará ingresado en el centro de menores hasta que se decida sobre su situación futura en función de los informes sociales sobre los que trabaja el servicio de protección de menores. Actualmente, "queda suspendida su patria potestad y la tutela la asume la Junta de Andalucía de manera provisional", al menos durante el plazo de tres meses estipulado por ley.

La Delegación de Igualdad notificó ayer a la madre el desamparo provisional del niño y a partir de ahora se abre un plazo para que ella alegue a su favor "lo que considere oportuno".

  • 1