sábado, 20 abril 2019
16:39
, última actualización
Local

«Yo soy el principal objetivo del PP, pero no podrán encontrar nada»

Insiste en que durante su etapa como consejero de Empleo se cumplían todas las exigencias legales pero que el sistema se basaba en la «confianza». Admite que era mejorable e insta a mantener la presunción de inocencia incluso del ex director general Javier Guerrero

el 19 feb 2011 / 20:08 h.

TAGS:

Viera, en la sede provincial socialista.

-¿Cómo se gestionaba y administraba el fondo de ayudas para la crisis?
-Hay que diferenciar los fondos, el procedimiento, los ERE y las pólizas. Todos los fondos utilizados en las pólizas individuales con las que la Junta ha participado han pasado por las comisiones del Parlamento y se han debatido. Tienen la misma legalidad que los de cualquier otra consejería. En cuanto al procedimiento, ha sido el mismo antes de ser consejero y después. Me refiero al trámite desde que se inicia el ERE hasta la participación de la Junta. En tercer lugar, el ERE es un acuerdo entre la empresa y el comité con la firma del INEM y la Delegación Provincial: es imposible que sea irregular. Por último, las pólizas es el contrato con la aseguradora, del que derivan una serie de pólizas individuales. En cada uno de estos pasos hay un elemento fundamental que es la confianza. Confianza en que todos los que participan cumplen su papel. Se produce un fraude cuando esa confianza no se cumple.


-¿Por qué cambió el procedimiento y firmó con el IFA?
-No se cambió, se incorporó un nuevo elemento, que era la participación del IFA como pagador. Entendíamos que con el IFA la operatividad y la eficacia al pagar se mejoraba. La administración trabaja con todos los elementos, que sea garantista, que los procedimientos se ajusten a derecho, y que se busque la agilidad y la eficacia. Ese convenio se firmó para que fuera más operativo y más eficaz el objetivo que buscamos.


-¿Había informes que avalaran este convenio?
-El informe para el convenio marco no era preceptivo ni vinculante, pero cuando un consejero va a firmar siempre pasa por tres filtros: la dirección general, la secretaria general técnica y el viceconsejero. Son los garantes.


-Ha hablado de confianza, ¿pero no había una fiscalización, un control? ¿sólo la confianza?
-Cada vez que la dirección de trabajo inicia una propuesta de gasto lleva aparejada la inspección de la intervención delegada, aparte de la intervención general y del propio IFA. Los recursos económicos tanto antes de salir de la Consejería como después han tenido la invervención delegada del IFA y de la Consejería.


-Si todo era tan correcto, ¿por qué se cuestiona el sistema?
-Cuando un centro directivo hace una propuesta de gasto, la intervención puede hacer una consideración para que mejore, o un reparo para que la propuesta no siga adelante. Y lo impide. Si hubiera habido un informe de reparo el dinero no hubiera podido salir de la Consejería.


-¿Cómo explica lo que ha pasado, las falsas prejubilaciones?
-Cuando la investigación haya concluido habrá que sacar como consecuencia que si se ha producido un fraude el sistema es mejorable. Pero la confianza es fundamental y si se traiciona el sistema es vulnerable. Hay que hacerse una pregunta, si Hacienda pone en marcha procedimientos e instrumentos para evitar el fraude, y este se produce, ¿es malo el procedimiento? No. Se deposita la confianza en el ciudadano. Todos los años hay ciudadanos sancionados, y no por ello decimos que el procedimiento es ilegal.


-Pero si hay un fraude masivo, se concluye que los controles han fallado. ¿Es el caso?
-Queda mucha investigación, un largo camino por recorrer, y cuando lleguemos sacaremos probablemente la conclusión de que el sistema es mejorable.


-Siempre se firmaba con las mismas aseguradoras, ¿por qué?
-No lo conozco al detalle, pero si se han tomado esas decisiones es porque se entendía que eran las empresas adecuadas.


-¿No tendría más sentido haber hecho concursos públicos?
-Probablemente sí.


-¿No había demasiada confianza en el director general que podía gestionar el fondo?
-Un consejero cuando monta su equipo lo hace con la información y la referencia de otras personas. En los cuatro años que estuve no observé ninguna actuación negligente o indicios de ilegalidad, porque si no, hubiera tomado las medidas pertinentes. Pero debemos tener respeto a la presunción de inocencia, incluyendo al ex director general de Empleo. Cuando la Justicia se pronuncie, y si el director ha traicionado mi confianza, llegaré a la conclusión de que no era merecedor de ella. He tenido 12 directores generales, todos con las mismas atribuciones.


-Ha calado la sensación de una arbitrariedad en la concesión de las ayudas...
-Arbitrariedad no. Discrecionalidad. La Junta ha ayudado a empresas que no estaban en crisis si tenían un compromiso de crear empleo y a otras porque se podían perder empleos. Y si los trabajadores no recibían las ayudas se quedaban en el desamparo más absoluto, y hablamos de personas con más de 50 años.


-¿Cómo valora el intento de mezclar la prejubilación de su cuñado en este asunto?
-Se ha cometido un atropello informativo, dimos las explicaciones necesarias y no se hizo caso. El ERE era legal y en la póliza estaban todos los trabajadores que estaban en el ERE. Pero ya no le vamos a devolver a Juan Pérez, el marido de mi hermana, el daño que se le ha hecho. Es un vecino de Pilas que quiere mirar a sus vecinos con una mirada honesta. Y el PP ha usado la falsedad de forma calumniosa.


-El caso se ha elevado ya al ámbito nacional mediática y políticamente, ¿no le preocupa?
-Allá el PP con sus electores, nosotros tenemos que velar porque los electores del PSOE de Sevilla sigan exigiéndoles a sus dirigentes honestidad personal, coherencia, respeto y que se preocupen por sus problemas. Me preocupa que se traslade a la opinión pública lo que dice Santamaría, que en Andalucía basta con ser socialista para tener una jubilación, que se lo digan a Juan Pérez, que lleva 42 años trabajando. Es un insulto a la sociedad andaluza. Cuando pase esta tormenta organizada por el PP, quedarán los hechos y que el PSOE es un partido honesto.


-Pero desde la Consejería se ha trasladado la sensación de que no se ponía la mano en el fuego...
-El consejero de Empleo ha hecho lo que tenía que hacer, colaborar con la Justicia, mostrar con transparencia los procedimientos y hacer una valoración. Probablemente algunas de sus expresiones no han sido afortunadas, pero le he visto manifestarse de una manera correcta.
-¿Se ha sentido respaldado?
-A nuestro partido, cualquier comentario o publicación que afecte a la honestidad de sus miembros le causa tristeza y preocupación. He tenido que explicarlo todo a los alcaldes, a la Ejecutiva. Me entristece que se haya podido producir alguna duda en algún compañero. Pero en lo formal, me he sentido respaldado.


-¿No teme una imputación?
-Lo que le hace a uno fuerte en estas circunstancias adversas es la certeza de que jamás participé en un proceso ilegal o he usado fondos públicos en beneficio propio. Desde el 83, jamás me he visto envuelto en una imputación que haya tenido como consecuencia una condena. ¿Y ha habido investigación? Mucha. Soy el objetivo del PP, y en ningún caso han podido encontrar ni podrán demostrar ningún comportamiento ilegal.


-¿Qué le diría a quien quiere ver una financiación ilegal detrás de este caso?
-Es otra de las calumnias y por eso hay una querella contra el PP de Sevilla. El comportamiento del PP va mucho más allá de comparar un modelo con otro. Se va a intentar romper con el mecanismo que sea la hegemonía del PSOE en Sevilla. Por eso van a destruir moralmente al PSOE y quién mejor que el secretario general del PSOE, a quien no le pueden demostrar ninguna acción ilegal ni inmoral.

  • 1