Deportes

«Yo soy más bético que tú»

Muy intenso fue el día que le tocó vivir a Francisco Chaparro, entrenador todavía del Real Betis gracias al apoyo que le viene suministrando Manuel Ruiz de Lopera. Ayer hubo de todo, tensión, ovación y un buen puñado de razones de un lado y desde otro.

el 16 sep 2009 / 00:05 h.

Muy intenso fue el día que le tocó vivir a Francisco Chaparro, entrenador todavía del Real Betis gracias al apoyo que le viene suministrando Manuel Ruiz de Lopera. Ayer hubo de todo, tensión, ovación y un buen puñado de razones de un lado y desde otro.

El primer foco de atención en la actualidad del Real Betis no estuvo centrado en la ciudad deportiva, sino en la clínica de Fátima. Allí acudió Manuel Ruiz de Lopera a hacerse multitud de pruebas y allí fue donde expresó su apoyo a Francisco Chaparro. "Claro que va a seguir", se limitó a indicar un Lopera muy desmejorado por su dolencia de pulmón. No muy lejos de la clínica, la tensión se palpaba en la propia ciudad deportiva. Escuece la situación del equipo y cuando el fanatismo, la ignorancia y la mala educación se juntan provoca que algún que otro aficionado se dedique a insultar a los jugadores mientras estos desarrollan su trabajo.

Cuando arreciaban los insultos, Ilic se encaró con los dos aficionados que mostraron sin pudor sus quejas, mientras que el físico Carmelo del Pozo intentaba convencer a unos hinchas que sólo tenían palabras contra los jugadores. A la finalización de la sesión, el propio Chaparro se encaró con uno de estos aficionados, al que le dijo que era más bético que él y que no debía acudir a la ciudad deportiva a insultar a los jugadores.

Quedaba un capítulo más en la ajetreada mañana en Heliópolis. Al marcharse de las instalaciones, Chaparro tuvo el detalle de bajarse de su coche y dar explicaciones a un grupo de aficionados. Muy satisfechos debieron quedar los hinchas, que despidieron al entrenador con una ovación. Seguramente el trianero argumentó a los aficionados casi lo mismo que hizo después en Radio Sevilla, donde aclaró que al Betis sólo le queda ya luchar por la permanencia.

"Por muchas causas, nos vemos obligados a pelear por lo que yo no quería, los famosos 42 puntos. por eso ahora pido apoyo al equipo y unidad", destacó el trianero, quien reconoció tener sólo el respaldo de Lopera y negó que el equipo se le haya ido de las manos: "Eso no ha ocurrido nunca. Si una plantilla quiere echar a un entrenador, cuando el Villarreal nos está metiendo 0-2 acaba ganando el partido por 0-5". Chaparro, por último, dijo que confiaba en la salvación, "aunque será complicada".

  • 1