lunes, 22 abril 2019
11:59
, última actualización
Local

"Yo votaré ‘no’ a la integración del Cirineo en el paso del Señor"

El hermano mayor de Pasión, Javier Criado, se enfrenta hoy a un cabildo que puede transformar la imagen de la cofradía en la calle. ¿Habrá música en el palio? ¿Saldrá Pasión con Cirineo? ¿Y procesión de nazarenos en caso de lluvia?

el 30 nov 2009 / 19:38 h.

TAGS:

Criado posa en el patio de los naranjos del Salvador.
-¿Se siente agusto con el cartel de hermano mayor excéntrico del que goza en el mundo de las cofradías?


-No conocía ese cartel. Sin embargo soy consciente de no representar al cofrade tipo. Me cuesta a veces, quizás como psiquiatra, aclimatarme al medio, pero soy enormemente apasionado con mis devociones, como me ocurre con mi familia, profesión y aficiones. Por eso trato de trabajar, alcanzar objetivos necesarios y cumplir conmigo mismo donde esté y no sólo ocupar un puesto. Esta actitud, hoy en día y en ciertos ambientes -no en todos- puede ser una excentricidad.

-Primero las hermanas nazarenas, luego la reforma de la capilla y la restauración de las imágenes... En sólo un año Pasión ha cambiado más que en el último lustro.

-Se han hecho muchas cosas gracias a Dios. Y fundamentales, como las que acaba de nombrar. Ninguna buscando el cambio por el cambio sino la mejora necesaria. Para alcanzarlas ha hecho falta una inmensa y apasionada ilusión, muchísimo trabajo, sacrificio y constancia.


-¿Necesitan las hermandades del cliché de Pasión (de centro y de negro) que la zarandeen así devez en cuando para evitar su apolillamiento?

-El ser humano como individuo necesita zamarrearse de vez en cuando si no quiere quedar anquilosado; lo mismo ocurre con las asociaciones de personas y las hermandades lo son. Tengan el color de túnica que sea.

-¿Qué le ha molestado más de las reacciones que se han suscitado a su propuesta de salir sin imágenes en caso de lluvia?

-Toda idea no habitual ha de ser analizada con conocimiento de causa antes de emitir criterios sobre ella. La opinión de los que conocen en integridad la propuesta -con sus matices y variantes-es absolutamente respetable y no puede doler. Sea cual sea. La otra, la de quienes hablan sin conocer, me duele por su irresponsabilidad o ligereza. Y entre ellas no hay matices en cuanto a intensidades de dolor.

-¿Se considera usted un revolucionario?

-No. Sólo intento ser consecuente con lo que pienso, siento y vivo. Esto a veces me hace ser enormemente conservador o intensamente inconformista como varillas extremas de un rico abanico existencial.

-Personalmente, ¿es usted pro Cirineo?

-No. Soy sólo pro Señor de Pasión, aunque respeto todos los criterios. De hecho lo hemos planteado para que los hermanos se expresen sin cortapisas ni condicionamientos. De salir no hará daño a la imagen del Señor, que fue el motivo que condicionó la decisión e impidió su salida. Si sale sí al Cirineo seré tan feliz como si sale no. No es para mí algo fundamental ni traumático. Yo votaré que no.

-Hágame su propio pronóstico del cabildo. ¿Saldrá adelante la propuesta de salir sin imágenes en caso de lluvia?

-No soy adivino. Solo en el tema de inestabilidad atmosférica y posible estación de penitencia y manifestación de fé con cruz alzada le diré que no sólo no saldrá sino que será muy mayoritario, apabullante, el no. Sin embargo, no hay que tenerle miedo a eso. Con solo un voto positivo me daría más que satisfecho. Y con el tiempo -puede estar seguro- será lo más importante que hayamos planteado. Tiempo al tiempo. La capilla se ha transformado para hoy y mañana, lo mismo que las restauraciones. El tema que nos ocupa será realidad en ese mañana del futuro.

  • 1