Local

Yolette Azor Charles: "Necesitamos con urgencia casas prefabricadas"

La embajadora de Haití en España, que asistió en Sevilla a las jornadas Agua y Solidaridad Alimentaria organizadas por la Diputación, pidió que el mundo no se olvide de su país un mes después del brutal terremoto.

el 13 feb 2010 / 19:43 h.

TAGS:

Yolette Azor Charles, la embajadora de Haití en España, no quiere que nadie se olvide de la tragedia que vive su país.

-Ha pasado un mes desde que se produjo el seísmo, ¿cómo está la situación actualmente?
-Mejoró con el desembarco de la ayuda humanitaria, aunque en algunos lugares ésta no llegó hasta hace una semana. Pero ahora hay otras necesidades que cubrir. No hay dónde dormir y la suciedad y los escombros se acumulan en las calles. Para solucionar estos problemas se necesitan con urgencia herramientas, maquinaria y casas prefabricadas.

-En un principio se habló de que la violencia se había adueñado de las calles, ¿eso es así?

-No hay tanta violencia, pero sí se están dando casos de violaciones de mujeres, según han denunciado organizaciones feministas, y éste es un problema muy grave, por eso son necesarias las casas prefabricadas para que las mujeres no duerman en la calle.

-¿Las necesidades básicas de la población ya están cubiertas?
-No al 100%, pero se están cubriendo poco a poco. Hay personas que se han ido de Puerto Príncipe a otros lugares que no sufrieron el terremoto, además los ciudadanos, las ONG y el Gobierno se están organizando para que estas necesidades estén cubiertas. También se ha dado el caso de que personas que tienen comida en su casa la están repartiendo. Pero la normalidad a la capital no llegará hasta dentro de años: 17.000 casas se desplomaron, el 80% de los edificios públicos se vinieron abajo y los pocos que quedaron tienen daños estructurales, hay que retirar los escombros de las calles y limpiarlas, un trabajo que hay que hacer con urgencia, pero el Gobierno no recibe dinero para ello.

-¿La atención sanitaria ya está llegando a los heridos?
-Sí, pero no a todos. Nunca es suficiente. Ahora tenemos el problema de que hay muchos heridos a los que hay que limpiar y prestarles cuidado para que sus heridas no se infecten.

-¿Está ya controlado el tráfico de menores?
-No se ha producido tanto tráfico de menores, pero cuando hay niños en la calle es un problema. De todos modos tenemos frontera con la República Dominicana, un país responsable que ejerce un control, algo que también están haciendo los ciudadanos y Unicef.

-Queda ya poco tiempo para la época de lluvias, ¿la población estará segura?
-Estamos haciendo un llamamiento para que se destine dinero para levantar casas más seguras, no sólo tiendas de campaña, que puedan albergar a los haitianos para protegerlas del sol, el frío y la lluvia. Hay que preservar la salud de los que se han salvado.

-Se ha hablado sobre la posibilidad de levantar Puerto Príncipe en otro lugar, ¿es factible?
-No puedo contestar, porque no lo sé, pero desde hace 20 años se está hablando de expandir la capital. Ahora se está comentando de seguir el modelo de Brasilia (Brasil), es decir, hacer una ciudad administrativa. Es una fórmula viable, pero éste es un tema que lo deberán decidir los expertos. Son decisiones muy importantes que no se pueden tomar a la ligera. El Gobierno tiene muchos comités internos que están haciendo una evaluación de la situación. Se va por el buen camino.

-¿Qué opinión le merece la ayuda internacional que ha recibido su país?
-Ha sido espontánea, países como Perú, Panamá, Chile, Brasil actuaron con celeridad. Si otros tardaron más es porque nadie preveía que se fuese a producir un terremoto tan fuerte en Haití. El país no estaba preparado.

-¿Se esperaba el apoyo que han recibido del pueblo español?
-A pesar de la crisis la gente se movilizó. Incluso hay niños que se han privado de chucherías para dar su dinero. Un pequeño hizo a sus padres ir a Fitur para entregar en mano su aportación de cinco euros. La gente ha dado lo que ha podido, los españoles han sido muy solidarios, pero pido que cuando se vayan las cámaras la gente no se olvide de Haití.

-Se ha acusado a su Gobierno de haber estado ausente en esta crisis. ¿Son justas las críticas recibidas?
-No es justo, la reacción inicial fue normal en un Gobierno que recibe un golpe de esta magnitud. Hemos perdido a muchísimos funcionarios. Es fácil criticar, pero mi Gobierno no tiene dinero para hacer frente a la situación. Hay mucho trabajo por hacer pero falta infraestructura y medios económicos. El Gobierno está desbordado. ¿Qué se puede hacer sin medios? No se lo deseo a nadie. Ha sido un caos.

  • 1