Economía

Zapatero admite que tendrá que realizar más ajustes en España

Por imposición de Bruselas, deberá concretar las reformas en tan sólo diez días

el 12 mar 2011 / 21:21 h.

Zapatero, en la madrugada de ayer, tras finalizar en Bruselas la cumbre europea.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, presentará en el próximo Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo nuevos compromisos concretos para cumplir el Pacto por el Euro acordado el viernes por los líderes de la Eurozona.

"Buena parte de las reformas que se derivan del Pacto de Competitividad están ya en marcha, pero seguramente haremos algunas más y las concretaré", declaró a los medios en Bruselas, al término de la cumbre extraordinaria de los países del euro.

El Ejecutivo hará una "evaluación a fondo" para determinar qué nuevas medidas puede asumir para mejorar en las áreas que afectan a la competitividad, la negociación colectiva y la I+D+I, y se decidirán tras "dialogar con otras fuerzas políticas", matizó. Insistió en que "es posible que haya nuevas iniciativas", que no detalló, y advirtió de que "no hay una fórmula estricta". A pesar de ello, apuntó posibilidades, como dar "pasos para modificar la legislación para fortalecer los compromisos de cumplimiento estricto del déficit".

En la reunión que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE tendrán a finales de mes -todos los países de la Eurozona y aquéllos sin la moneda única que quieran suscribir el pacto- asumirán "compromisos concretos de reformas económicas en cuatro áreas".

"Incluyen competitividad, empleo, sostenibilidad de las finanzas públicas y refuerzo de la sostenibilidad financiera por un periodo de doce meses", resumió el presidente.

José Luis Rodríguez Zapatero quiso dejar claro que el Pacto por el Euro "no es una declaración de intereses; es un compromiso político para dar pasos adicionales en áreas donde las competencias son principalmente nacionales, pero que tienen una incidencia para la competitividad de la Eurozona en su conjunto". "Será pues un ejercicio continuo de exigencia, de competitividad de las economías de la Zona Euro".

Además, subrayó que para el Gobierno será "muy necesaria" la implicación de los agentes sociales en el desarrollo de las reformas del pacto. "Es imprescindible que se inserten en el proceso de diálogo y de acuerdo social", añadió.

En este sentido, recordó que el proceso de negociación colectiva está abierto entre empresarios y sindicatos y dijo que el Gobierno "desea" que haya un acuerdo, porque sería "extraordinariamente" positivo. Y explicó que la negociación colectiva es "parte importante" del Pacto por el Euro porque "busca adecuar la evolución salarial a las condiciones económicas".

En esta línea, el jefe del Gobierno español consideró "reduccionista" limitar el debate a vincular "salarios y productividad o salarios e inflación" y defendió que hay "muchas fórmulas" para incorporar la productividad y que hay "variables" que la negociación colectiva "tiene ya en cuenta".

"Estoy convencido de que se puede llegar a un acuerdo equilibrado que favorezca la productividad y la competitividad de la economía, que tenga en cuenta todos los factores, pero que lógicamente atienda el factor competitividad porque es clave para nuestro futuro. Será un elemento fundamental", concluyó.

En la carta que envió a sus homólogos antes de la cumbre, Zapatero se mostró partidario de "alinear salarios y productividad", como reclamó la canciller alemana, Angela Merkel. Sólo días antes, desde el Ministerio de Trabajo se insistía en rechazar esa vinculación al considerar que España tiene un sistema mixto (inflación y productividad).

  • 1