Local

Zapatero antepone las reformas a la paz social para evitar "lo peor"

El presidente del Gobierno coloca como prioridad recuperar la confianza perdida.

el 11 ene 2011 / 13:05 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, rodeado de fotógrafos, se dirige ayer a un auditorio repleto de empresarios y financieros.

Las reformas que requiere España para recuperar la confianza perdida se harán sí o sí. Si cosechan consenso mejor, aunque éste no será un requisito indispensable para su aplicación.

Fue el principal mensaje que lanzó ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la presentación del Informe económico 2010, ante los directivos de las principales empresas españolas y organizaciones empresariales.

Zapatero dejó clara la intención del Ejecutivo de impulsar las reformas y, aunque seguirá tratando de sumar el "mayor grado posible de acuerdo" político y social, se mostró rotundo al afirmar que es mucho peor la falta de reformas que la "ausencia de consensos amplios" para llevarlas a cabo. "Y como esto sería lo peor, no va a ocurrir", incidió.

Aunque enumeró como resultados positivos de las medidas tomadas hasta ahora la reducción a la mitad del déficit por cuenta corriente, el endeudamiento del sector privado y el incremento en un 4% de la productividad, consideró que aún queda por hacer -"en uno de los procesos de modernización económica" más importantes de todo el periodo democrático-, para corregir los desequilibrios de los últimos quince años.

Aseguró que España ya ha salido de la recesión y se ha sumado al proceso de recuperación mundial, pero "aún de manera débil", y mostró su confianza en que los datos de PIB del cuarto trimestre muestren una tendencia "de cuatro trimestres consecutivos de tasas intertrimestrales positivas".

El jefe del Ejecutivo abundó en su intención de acelerar la reestructuración de las cajas de ahorros, completar la reforma laboral y buscar el máximo consenso para la reforma de pensiones que aprobará el próximo día 28, con lo que este paquete de actuaciones estaría completado en el primer semestre del año.

Sobre este último asunto, por el que el Gobierno ha mantenido intensas reuniones en los últimos días con los dos principales sindicatos, Zapatero no ofreció más detalles al margen de reiterar su intención de elevar la edad legal de jubilación "en torno al horizonte de los 67 años", aunque de manera "gradual y progresiva" y con excepciones en función del tiempo trabajado y la "naturaleza" del puesto.

Sobre la reforma laboral, aseguró que sus efectos empezarán a apreciarse cuando el crecimiento tenga "una intensidad suficiente como para traducirse en creación de empleo", aunque ya ve "indicios de lo que pueden ser sus consecuencias esperadas" en las conversiones de contratos temporales a la modalidad de fomento del empleo.

Indicó que el desarrollo de la reforma laboral se centrará en las políticas activas de empleo, los expedientes de regulación de empleo, el papel de las empresas de trabajo temporal y la negociación colectiva. Respecto a este último tema, reiteró que si patronal y sindicatos no llegan a un acuerdo, el Ejecutivo tomará las medidas "que correspondan" para reformarla, si bien precisó que el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2010-2012 fue un paso "muy positivo" para la "necesaria moderación salarial".

Aunque no mencionó fecha límite en su intervención, en la copia del discurso distribuida a los periodistas se habla del 18 de marzo como tope para acordar la reforma de una estructura "muy atomizada" que, según destacó Zapatero, no ha cambiado en décadas y contribuye a que los ajustes se traduzcan en destrucción de empleo.

El presidente defendió que España "siempre ha reaccionado bien a los cambios en su historia reciente" y es "todo lo contrario a un país decadente o cansado". "Hay ganas de volver a crecer, de volver a progresar y hay un guión para lograrlo: culminar las reformas y los cambios que tenemos previstos".

OTROS APUNTES

‘Financial Times' sugiere a España recurrir al FMI
El diario británico Financial Times sugirió ayer en su editorial que lo mejor para España en plena crisis de deuda de la Eurozona, en que los mercados centran su presión sobre Portugal, sería acordar una línea de crédito contingente con el FMI, que Europa podría ayudar a financiar, para prevenir un empeoramiento de la situación. Plantea que España debe prepararse para un ataque contra la deuda española "antes de que ocurra".

Japón apoya a la Eurozona con la compra de su deuda
El ministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, subrayó ayer la confianza de su país en la deuda de la Zona Euro y confirmó la disposición de su Gobierno a adquirir hasta un 20% de los bonos que serán emitidos a finales de mes por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

Colocada con éxito la emisión del déficit eléctrico
La primera emisión del Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (Fade) se cerró con éxito y permitió colocar en los mercados 2.000 millones del déficit de tarifa. En concreto, la demanda ascendió a 2.400 millones, un 20% más.

Nueva gira internacional para retornar la confianza
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, y la directora general del Tesoro, Soledad Núñez, iniciarán en febrero una gira por las principales plazas europeas, norteamericanas y asiáticas para ganarse la confianza de los mercados y despejar las dudas sobre la solvencia de la deuda española.

  • 1