miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

Zapatero arranca a Europa el respaldo a la solvencia española

El presidente y su plan de ajustes logran el apoyo de los principales líderes de la UE.

el 17 jun 2010 / 20:40 h.

TAGS:

Un ensimismado Rodríguez Zapatero posa para la foto de familia junto a Van Rompuy y la canciller Angela Merkel.

"Hoy -por ayer- no hay crisis". Con esta frase al inicio de la cumbre de Bruselas -la última bajo la presidencia española- el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, quiso zanjar los nuevos rumores sobre un rescate de España.


Más tarde los socios europeos también mostraron su confianza en la solvencia financiera de España y dieron un claro respaldo a las reformas económicas emprendidas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, quien abogó por la transparencia para "dejar atrás tanto rumor sin fundamento".


Zapatero cumplió sus objetivos en el último Consejo Europeo del semestre de la presidencia española de la Unión Europea (UE), donde presentó su plan de ajustes y pidió que se evite dar pábulo a rumores que distorsionan los mercados y que, aseguró, no responden a la realidad. Tras semanas de especulaciones sobre la salud de la economía española, ayer obtuvo el apoyo de los principales líderes europeos, como la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, o Herman Van Rompuy.


El presidente del Gobierno español mostró además su satisfacción por la decisión de los Veintisiete de que se publiquen los resultados de los test de resistencia con los que se evalúa la solvencia de los bancos europeos -iniciativa que ya anunció el miércoles el Banco de España-, ya que, a su juicio, permitirá "ganar la confianza de los inversores, los mercados, los ciudadanos y las empresas".


Merkel destacó el respaldo dado por los socios europeos a las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno español. "Se trata de medidas muy importantes. Las apoyamos claramente", afirmó la canciller, quien destacó expresamente la reciente reforma laboral. Por su parte, Sarkozy, aliado de Zapatero, garantizó que no cree que haya problemas en España y aseguró que mantiene su "confianza plena" en los esfuerzos de las autoridades españolas para consolidar su economía.


En nombre de todos los socios comunitarios también tomó la palabra el presidente estable del Consejo quien felicitó a Zapatero por las medidas de recorte del gasto público recientemente aprobadas. Según explicó, los líderes europeos "dieron la bienvenida" a dichas medidas porque, según dijo, "son valientes, y serán efectivas".

Defendiendo españa. Zapatero participó en la rueda de prensa final de la cumbre, insistió en la "solvencia y la fortaleza" de la economía española y garantizó que siempre ha sentido el apoyo de todos los socios comunitarios. Ante las especulaciones que distorsionan los mercados, pidió "paciencia" a los medios de comunicación y les instó a prestar atención a lo que dice el Gobierno y "no hacer caso de los rumores".Quiso dejar claro así que en ningún caso ha invitado a Madrid al director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, (al que hoy recibirá en el Palacio de la Moncloa) para pedirle ayuda financiera para España. Según explicó, le invitó hace semanas con el objetivo de explicarle en detalle la situación española, las reformas emprendidas y la solvencia de la economía.En el día en que se conoció que el Santander y el BBVA resultaron ser, por ese orden, los bancos europeos mejor calificados por el Comité Europeo de Supervisores Bancarios, Zapatero recalcó la fortaleza del sistema financiero español y abogó por la transparencia. "Nada mejor que la transparencia para demostrar la solvencia, dar confianza y dejar atrás tanto rumor sin fundamento".

 

  • 1