Local

Zapatero asume que los datos que se van conociendo pueden ser difíciles de aceptar por sus militantes

Algunos dirigentes socialistas aseguran que la prudencia con que se ha expresado el PSOE ha sido un acierto dado que la información que se va confirmando apunta a que no es cierto que hubiera una "masacre".

el 23 nov 2010 / 08:56 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido este lunes a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE que difunda entre los militantes del partido -y también a la sociedad- los datos que se van conociendo sobre el desmantelamiento del campamento saharaui de Gdeim Izik por parte de Marruecos, aunque ha reconocido que esos datos pueden ser dolorosos y difíciles de asumir por parte de un colectivo tradicionalmente muy sensibilizado con la causa saharaui y cercano al Frente Polisario.

Según han informado a Europa Press asistentes a la reunión, el Sáhara Occidental ha generado un largo debate en el seno de la Ejecutiva, que ha mostrado su preocupación por la inquietud social que ha suscitado este asunto.

No obstante, las fuentes han asegurado que esa "preocupación" no era por el impacto electoral que puede tener este asunto para el PSOE, sino por la necesidad de trasladar a sus militantes una información que no les será fácil de aceptar. Eso sí, Zapatero ha subrayado que el PSOE no puede renunciar a difundirla, aunque resulte doloroso.

Dentro de esta tarea, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, se reunirá el jueves con plataformas de apoyo al Frente Polisario. No obstante, la intención de los socialistas es hacer una labor informativa continua y que tenga reflejo en los territorios. De hecho, el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, ha explicado en la reunión que el conflicto del Sáhara y la posición del Gobierno es uno de los asuntos que se están planteando en sus reuniones con las distintas federaciones del PSOE.

Además, a la luz de la lentitud con que se van conociendo los datos, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que Gobierno y PSOE hicieron bien en ser prudentes en sus declaraciones, y que hasta que no se complete el proceso de recogida de datos lo aconsejable es no ir más allá. Es más, ha recordado que la reacción española ha estado en línea con la de otros países.

EL PSOE HIZO BIEN EN SER PRUDENTE

Otros dirigentes socialistas van más allá y apuntan, incluso, que la prudencia con que se ha expresado el PSOE ha sido un acierto dado que la información que se va confirmando apunta a que no es cierto que hubiera una "masacre", como se temió los primeros días.

En la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva, Iglesias ha señalado que, aunque la información no es completa, la situación "se ha clarificado mucho" y que ahora se sabe que hay 10 gendarmes marroquíes muertos, más un funcionario de protección civil también marroquí y dos saharauis muertos, uno de ellos -con DNI español- atropellado (sin que se hayan aclarado las circunstancias).

En la reunión, los dirigentes del PSOE han criticado además la presencia del dirigente del PP Esteban González Pons en la manifestación de apoyo a los saharauis que se celebró hace 10 días en Madrid, especialmente porque la cúpula del PP tenía ya entonces más información que el ciudadano de a pie sobre lo sucedido y, a pesar de ello, salió a la calle para desmarcarse del Gobierno. Alguno incluso ha ironizado que ver al PP junto al líder de IU, Cayo Lara, tras la pancarta, recordaba a tiempos pasados.

  • 1