miércoles, 14 noviembre 2018
00:32
, última actualización
Economía

Zapatero asume su responsabilidad en la escalada del paro en España

Rubalcaba propone abaratar la contratación para crear puestos de trabajo y Rajoy dice que la situación "se puede superar".

el 29 oct 2011 / 19:48 h.

Los datos del desempleo de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos el pasado viernes son demoledores. Bien lo sabe el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien asumió sin ambages su "responsabilidad" por la escalada del paro y manifestó su "profunda preocupación" por la "zozobra y angustia" de los desempleados, si bien quiso dejar claro que la "vuelta atrás" en la salida de la crisis producida en julio y agosto no se debió a "factores internos". "No habrá recuperación del crecimiento y empleo si no logramos la estabilidad en la Zona Euro, en los mercados, en la deuda soberana, eso va a depender del efecto del acuerdo (sobre el euro) y de la reunión del G-20", enfatizó el presidente durante la Cumbre Iberoamericana.

Así, Rodríguez Zapatero, confió en que el G-20, que se reúne la próxima semana en Cannes (Francia), esté "a la altura", por lo que pidió a los países emergentes y "a buena parte" de los desarrollados a hacer un "esfuerzo" para que la economía mundial "siga tirando".

"El G-20 salvó el sistema financiero, ahora tiene que actuar de nuevo y espero que pueda estar a la altura", aseguró Zapatero en una rueda de prensa en la XXI Cumbre Iberoamericana, quien antes había reclamado a estos países más estímulos fiscales, más consumo, más demanda y más inversión.

A pesar de que el líder del Ejecutivo admitió que es la Zona Euro la que debe solventar la crisis de deuda soberana, esgrimió que la economía mundial "obliga" a esta coordinación de políticas para seguir creciendo. "Aunque sea lentamente", matizó.

"La economía mundial sólo mantendrá el ritmo de crecimiento para crear empleo si las economías que pueden por sus condiciones hacen políticas de estímulo fiscal", explicó Rodríguez Zapatero.

Y es que el presidente del Gobierno aseguró que los cerca de cinco millones de parados que se alcanzaron en la EPA del tercer trimestre tienen una "causa cercana" en la fase de agudización de la crisis derivada de los problemas del euro.

"Siempre que hemos tenido un momento de tensión en los mercados de deuda se produce una paralización de un crecimiento que era lento", justificó, para más tarde desear que el acuerdo sobre el euro del pasado miércoles sirva para "despejar" las dudas de la Zona Euro y así se restaure la confianza.

El desempleo también sirvió ayer de argumento a los dos principales candidatos a gobernar el país. En este sentido, el del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, propuso ayer abaratar la contratación para crear empleo hasta que la economía crezca.

En un encuentro con militantes y simpatizantes celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, Rubalcaba explicó que esta propuesta podría financiarse con el cambio del impuesto de patrimonio para que "nadie se escape" y para que las grandes fortunas colaboren con aquellos que no tienen un empleo.

En su opinión el PP "está sembrando la inseguridad en los ciudadanos". Por eso, abogó por decirle a los ciudadanos que el 21 de noviembre "no se van a crear millones de empleos". "Quien dice lo contrario, no dice la verdad", advirtió, pues "un cambio de Gobierno no conduce a la mejora económica".

Ante esto, el candidato a la Presidencia dijo que el PSOE "va a hacer todo lo que esté en sus manos para crear empleo" y le dirá a los millones de españoles que no tienen un puesto de trabajo que "mientras sigan sin tener un empleo podrán seguir teniendo una prestación, así como un hospital y una escuela dignos a los que podrán acudir y llevar a sus hijos porque ésta es la verdad".

Por su parte, el candidato del PP a la Presidencia, Mariano Rajoy, proclamó que España "no está condenada a un paro dramático", al tiempo que garantizó que la actual situación, con casi cinco millones de desempleados, "se va a superar". "No estamos condenados a que haya cinco millones de españoles que quieren trabajar y no pueden", sentenció.

  • 1