Economía

Zapatero avisa de que actuará si las CCAA no controlan el gasto y la deuda

El presidente dice que las comunidades tienen que cumplir con sus obligaciones

el 17 ene 2011 / 17:13 h.

Un aviso a navegantes, en este caso las comunidades autónomas, que suena amenaza. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió de que el Ejecutivo está dispuesto a intervenir si las regionaes no recortan su gasto y sus niveles de deuda para ayudar a España a salir de la crisis económica y aseguró que acometerá las reformas necesarias para dinamizar la actividad económica.

"Nosotros debemos dar ejemplo a las autonomías con el control del gasto público. Y ellos tienen que responder. Ellos tienen que cumplir con las obligaciones porque si no lo hacen, el Gobierno actuará", avisó el presidente del Ejecutivo en una entrevista a Financial Times.

Así, Rodríguez Zapatero afirmó que ningún Gobierno regional puede emitir deuda sin la autorización del Ejecutivo central. "Así que nosotros tenemos la llave", avisó el presidente, quien insistió en que el Ejecutivo central reforzará los límites y actuará contra cualquier región que sobrepase la línea marcada. "Al final del día, ¿quién es responsable?, se pregunta Zapatero. "Es el Gobierno central, ¿verdad?", insistió.

No obstante, el Gobierno aseguró recientemente que las comunidades cumplirán con el objetivo de déficit de 2010 (2,4%), ya que sólo dos (Castilla-La Mancha y Murcia) suponen cierto riesgo, por lo que tendrán que adoptar medidas "de importante calado" para evitar la desviación.

Además, el endeudamiento de las regiones deberá ajustarse a la senda de reducción del déficit, de forma que durante este año sólo se podrán autorizar operaciones de endeudamiento por un importe máximo del 1,3% del PIB de cada región, equivalente al objetivo de déficit de 2011.

Asimismo, el presidente insistió en la necesidad de armonizar las legislaciones de las diferentes comunidades en materia comercial con el objetivo de eliminar trabas a la hora de hacer negocios. Así, según explicó, el Gobierno pondrá en marcha reformas legislativas para conseguir "menos líneas rojas, menos licencias y más flexibilidad para la actividad comercial". "Se trata de cortar la carga administrativa a las empresas", añadió.

Respecto a la situación del sistema financiero español, Zapatero afirmó que se debe terminar el proceso de reestructuración "para disipar dudas".

Estas declaraciones recibieron pronta respuesta ayer del principal partido de la oposición y de los nacionalistas. De este modo, el coordinador económico del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que España necesita una reforma del Estado para impedir "por ley" el déficit público, estableciendo techos de gasto y endeudamiento a todas las administraciones públicas, incluyendo las autonómicas, así como revisar todas las competencias "para evitar superposiciones".

El dirigente del PP afirmó que hay que "dejarse de monsergas" acerca del carácter cíclico y endurecer la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Así, si un gobernante de cualquier administración quiere "gastar más", su única vía será la subida de impuestos. "Después los ciudadanos valorarán si ha valido la pena o no", añadió.

Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, aconsejó a Zapatero que se preocupe de reducir el déficit del Estado para evitar una intervención de la economía española, porque Cataluña ya cumplirá con sus obligaciones.

En la misma línea, el PSC advirtió de que se opondrá a cualquier propuesta de reforma del Estado de las autonomías que reduzca el grado de autogobierno, ya venga del PSOE o del PP.

Por su parte, la Generalitat catalana descartó que pueda ser intervenida a pesar de las advertencias de Zapatero.

  • 1