Local

Zapatero avisa de que Somalia puede ser un fortín terrorista

El presidente participa en la Cumbre de la Unión Africana y pide más ayuda.

el 31 ene 2010 / 20:47 h.

TAGS:

José Luis Rodríguez Zapatero.

El Gobierno español hizo ayer un llamamiento a la comunidad internacional para evitar que Somalia se convierta en un caldo de cultivo para el terrorismo y la piratería y analizó con Mauritania y Mali la situación de los tres cooperantes catalanes secuestrados por Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Éstos fueron dos de los ejes del viaje del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, a Etiopía, donde participó como invitado de honor en la inauguración de la XIV Cumbre de la Unión Africana (UA) que se celebra en Adis Abeba.

Zapatero no habló de los tres cooperantes en su discurso ante la Cumbre, pero su ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aprovechó el viaje para reunirse con sus colegas de Mauritania, Naha Mint Muknas, y de Mali, Moctar Ouane, y estudiar las gestiones en marcha para intentar liberarlos. "Siguen trabajando", se limitó a señalar Moratinos tras esos encuentros, mientras que fuentes de la delegación española insistían en la necesidad de "mantener la prudencia y la discreción por responsabilidad".

El ministro maliense tampoco quiso comentar el estado de los tres cooperantes -Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta- o las supuestas reivindicaciones de sus secuestradores. En declaraciones a la prensa española, simplemente señaló que su Gobierno sigue cooperando con España y otros países para intentar liberarlos "lo más pronto posible".

Los presidentes de Mauritania, país en el que fueron secuestrados los tres españoles, y de Mali, donde se sospecha que permanecen retenidos, no acudieron a la Cumbre, por lo que Zapatero no pudo entrevistarse con ellos.

El presidente Zapatero reconoció la angustia que supone el secuestro de los tres cooperantes porque, dijo, "sabes, cuando hablas con sus familias, que su vida está en tus manos". Zapatero trasladó esta reflexión al fotógrafo español José Cendón, que fue secuestrado en noviembre de 2008 en Somalia, cuando preparaba un reportaje sobre los piratas somalíes, y permaneció en cautiverio más de un mes. El discurso de Zapatero ante la Asamblea de la UA estuvo centrado en la necesidad de avanzar en la estabilización de los países africanos y, en concreto, en Somalia. Sin citar los secuestros que protagonizan piratas somalíes en aguas del Índico, se mostró convencido de que "Somalia es un riesgo" y exigió una respuesta "contundente y preventiva" de la comunidad internacional para evitar que el país se convierta en "un caldo de cultivo" para el terrorismo, los secuestros, la piratería o el narcotráfico.

Zapatero se reunió con el presidente del Gobierno federal de transición somalí, Sharif Sheik Ahmed; el presidente de Kenia, Mwai Kibaki; y el primer ministro etíope, Meles Zenawi, para promover la celebración de una conferencia internacional, bajo el liderazgo d ela ONU, que favorezca la estabilización somalí.

  • 1