Local

Zapatero censura a los que 'se ponen nerviosos' si la economía se recupera

José Luis Rodríguez Zapatero, arropado por los ministros y el PSOE en pleno, dio ayer el pistoletazo de salida a la precampaña de los socialistas a las elecciones europeas del 7 de junio.

el 16 sep 2009 / 02:31 h.

TAGS:

José Luis Rodríguez Zapatero, arropado por los ministros y el PSOE en pleno, dio ayer el pistoletazo de salida a la precampaña de los socialistas a las elecciones europeas del 7 de junio. En el Palacio de Vistalegre de Madrid y ante 15.000 personas, el presidente lanzó continuos mensajes de esperanza frente a la crisis y censuró a quienes "se ponen nerviosos" ante el menor signo de recuperación económica.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, censuró ayer a quienes "se ponen nerviosos" en cuanto aparecen algunos "brotes verdes" en la economía, porque "no quieren ver ni una sola buena noticia" económica, y les aseguró que España superará la crisis con más políticas sociales. Ante unas 15.000 personas, según cálculos de la organización, Zapatero cerró un mitin en el palacio de Vistalegre, en Madrid, con el que los socialistas arrancan la precampaña para las elecciones europeas del próximo 7 de junio.

En él participaron el cabeza de lista del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, los dirigentes del partido Manuel Chaves, Leire Pajín, Tomás Gómez, y el lehendakari Patxi López.

"De pie, con fuerza, estamos combatiendo la crisis económica y el grave aumento del desempleo", garantizó Zapatero, haciéndose eco de las palabras pronunciadas por López en su toma de posesión.

En su intervención, el también secretario general del PSOE renovó sus compromisos de futuro con España y con Europa y tuvo palabras muy duras para el ex presidente del Gobierno José María Aznar, quien recientemente dijo que con él no habría habido esta crisis económica.

contra aznar. A este respecto, se preguntó "¿qué haría la derecha con los derechos de los trabajadores en esta crisis" si, cuando "la economía renqueaba algo" en el 2002, Aznar intentó solucionar los problemas con un "decretazo" para "restringir los derechos de los trabajadores y dar más poder a los empresarios". "¿Qué no harían ahora, si no tiene comparación" la crisis actual con los problemas de 2002, se interrogó, después de reprochar a Aznar su falta de humildad y de recordarle que él solo no pudo superar los avatares de hace siete años, sino que necesitó a su "amigo" George W. Bush.

Pero insistió en garantizar que, en cualquier caso, España conseguirá superar la crisis, una tarea en la que confió en contar con el sentido de la responsabilidad de empresarios, trabajadores, comunidades autónomas y ayuntamientos. "Juntos, remando en favor de una recuperación que llegue cuanto antes y permita volver a crear empleo", enfatizó, desde la confianza en que España saldrá de la crisis fortalecida, con más derechos sociales, más becas, apoyo a los sectores más débiles y un nuevo modelo de crecimiento económico. Zapatero resumió el nuevo patrón de crecimiento con la frase "menos ladrillo y más ordenadores", a lo que sumó también más becas, más innovación, menos petróleo y más energías renovables.

Mientras tanto, el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, acusó ayer nuevamente al presidente del Gobierno de haber engañado sobre la gestión de la crisis económica hasta tal extremo que ahora propone "subsidios" y "dentro de unos meses pedirá paciencia y ofrecerá tila".

"Hace un año dijo que no había crisis y nos prometió pleno empleo, y hoy sólo promete subsidios y dentro de unos meses nos pedirá paciencia y nos ofrecerá tila. Esta es la historia de Zapatero a la hora de plantear su política económica".

El líder popular ha construido un discurso de nuevo basado en la crisis económica, en la gestión que para paliarla hace el Gobierno y en la alternativa que su partido postula.

  • 1