Local

Zapatero convoca elecciones generales apelando a la "confianza" en España y al "compromiso colectivo"

Ha acompañado su anuncio de unas palabras de "confianza  absoluta" en el futuro de España.

el 26 sep 2011 / 11:49 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha  anunciado este lunes la convocatoria de elecciones generales para el  próximo 20 de noviembre y ha fijado para el martes 13 de diciembre la  apertura de la décima legislatura, en una breve declaración en la que  ha expresado su "confianza absoluta" en el futuro de España y ha  apelado al "compromiso colectivo"  con el país.

Zapatero ha comparecido en el salón de tapices del Palacio de la  Moncloa después de un Consejo de Ministros informal que ha informado  favorablemente el real decreto de disolución de las Cortes y de que  el Rey Juan Carlos lo  haya rubricado. El real decreto se publicará  el martes en el BOE y la campaña electoral empezará a las cero horas  del 4 de noviembre y terminará a las 24 horas del viernes 18.  Zapatero ha recordado que ya el pasado 29 de julio, cuando adelantó  sus planes de anticipar las elecciones , explicó los motivos de este  calendario, principalmente el hacer posible que "el nuevo Gobierno  salido de las urnas" se haga cargo del "nuevo ejercicio económico".  "Así podrá hacerse", ha remachado.

El jefe del Ejecutivo ha acompañado su anuncio de unas palabras de  "confianza absoluta" en el futuro de España y de los españoles,  convencido de que, al igual que han sido capaces de "construir un  gran país", podrán salir "más pronto que tarde" de las "dificultades  presentes" a través del compromiso colectivo "con el futuro de  todos". "Todos somos necesarios, todos tenemos un papel que jugar en  nuestra historia como pueblo", ha proclamado el presidente, que ha  apelado a que el "debate democrático" que se inicia ahora con la  precampaña electoral sirva precisamente para "renovar ese compromiso  colectivo con España".

Eso sí, ha subrayado que "hoy no es día de balance" de sus años de  Gobierno, sino el momento en que "se abre el tiempo político de los  candidatos y de las fuerzas políticas", para que formulen y  contrasten sus propuestas y, cuando se abran las urnas, los  ciudadanos puedan elegir "libre, serena y conscientemente". En todo  caso, ha dejado claro que el Gobierno seguirá ejerciendo "en plenitud  de sus funciones" hasta el 20 de noviembre, como establece la  Constitución. Una vez celebrados los comicios y hasta la toma de  posesión del nuevo Gobierno, el Ejecutivo permanece "en funciones".

Zapatero ha tenido palabras de gratitud para los españoles que han  confiado en  él como presidente del Gobierno --"no soy capaz de  imaginar un honor mayor", ha señalado-- para los ministros de todos  los gabinetes que ha presidido, para los altos cargos y para sus  colaboradores más cercanos. 

Y, además, ha agradecido al Congreso y al Senado el "intenso  trabajo" de las últimas semanas, que ha permitido al Ejecutivo sacar  adelante 12 leyes y seis reales decretos desde que Zapatero anunció  el adelanto electoral el 29 de julio, y también del conjunto de la  legislatura, "como consecuencia fundamentalmente del ritmo que ha  impuesto el duro combate a la crisis".

EL REY REFRENDA EL MARTES LA REFORMA CONSTITUCIONAL

En su relato de las decisiones avaladas por las Cámaras en las  últimas semanas, Zapatero no ha olvidado mencionar la reforma de la  Constitución, que ha calificado como "de indudable calado para la  credibilidad y el futuro" de España y como una culminación de las  reformas económicas. En este punto, ha anunciado que Don Juan Carlos  refrendará mañana martes la reforma constitucional en un "acto  solemne" y que ésta será publicada en el BOE para que entre en vigor  "con carácter inmediato".

En su relato de lo aprobado en las últimas semanas, el presidente  ha mencionado también las leyes de reconocimiento de las víctimas del  terrorismo, la de salud pública, la de agilización procesal y la de  integración de los trabajadores agrarios en el régimen de la  Seguridad Social.

Conforme a su declaración inicial de que el día de hoy no era para  hacer "balance", el jefe del Ejecutivo ha evitado las preguntas de  este cariz recordando que se trataba de un acto "con una dimensión  muy institucional, más que personal". Sólo ha reiterado que, una vez  que culmina esta etapa como presidente del Gobierno su intención es  poner fin a la "actividad política de primera línea". También ha  insistido en que la campaña electoral "la protagonizan los  candidatos", de manera que su participación en la del PSOE será  colaborar "en todo aquello que sea menester".

  • 1