Local

Zapatero cree que los "pasos" de la izquierda abertzale no van a ser en balde

el 20 oct 2010 / 14:21 h.

TAGS:

-->--> -->

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer prudencia al hablar de la posibilidad de acabar con ETA esta legislatura, pero señaló que hay datos "muy determinantes" y destacó los "pasos" dados por la izquierda abertzale, "insuficientes" pero que "no van a ser en balde". Estas declaraciones despertaron "temores" en el PP.

A la tregua anunciada por la banda, se han sumado en las últimas semanas declaraciones y mensajes de dirigente de la izquierda abertzale que pueden augurar un fin próximo de la banda terrorista. Aunque el propio presidente reconoce que será "difícil y complicado" acabar con ETA, admite que es una "prioridad estructural" para el Gobierno.

No en vano, en la remodelación ministerial de ayer no sólo ha mantenido a Alfredo Pérez Rubalcaba al frente de Interior sino que ha reforzado su papel con la Vicepresidencia primera y ha convertido al europarlamentario vasco, Ramón Jáuregui, en ministro de la Presidencia. Zapatero no escatimó ayer elogios para la labor realizada por Rubalcaba y estimó que era conveniente mantenerlo en "un momento tan decisivo" para avanzar hacia el final de ETA.

Por responsabilidad, insistió, quiso preservar esa "gran tarea" y mantenerlo al frente del departamento, porque en esta última fase se han logrado "grandes avances" en la lucha antiterrorista y en buena parte han estado protagonizados por el Ministerio de Interior y por la acción de la Policía y la Guardia Civil.

Preguntado por la aspiración de acabar con ETA en esta legislatura, el presidente aseguró que se trabaja para que la banda desaparezca "cuanto antes" y consideró que se está en un momento en que ese trabajo ha dado "más resultados que nunca", aunque apostó por la prudencia tras recordar los cuarenta años de actividad de los terroristas.

Zapatero quiso dejar claro también que en el pacto presupuestario y de legislatura suscrito con el PNV no existe ningún acuerdo secreto relacionado con el fin de la banda terrorista y calificó esos rumores de "absolutamente inciertos".

No obstante, el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, instó a "aprovechar" lo que queda de legislatura del Gobierno central, gracias al apoyo de su partido a los presupuestos para 2011, para lograr la paz. Y es que, en su opinión, el acuerdo presupuestario abre también "un tiempo para la paz y la normalización de la convivencia política".

Así, Urkullu recordó que falta "un año y meses" hasta las próximas elecciones generales, "si es que el Gobierno aguanta la legislatura", y abogó por que "todos, y en especial Batasuna, sepamos aprovechar" este periodo.

 Sin embargo, estas declaraciones levantaron ciertos temores en la oposición. El líder del PP, Mariano Rajoy, no tardó en mostrar su inquietud y aseguró: "Espero que lo que no sea en balde sean los errores del presidente en política antiterrorista". Tras recalcar su deseo de seguir apoyando la política antiterrorista del Gobierno, el presidente del PP insistió en que no se deben repetir los "gravísimos errores" de la pasada legislatura, cuando su Ejecutivo mantuvo conversaciones con la banda antiterrorista.

Por ello, destacó que el PP estará "vigilante" a lo que haga el Gobierno y recalcó su posición: "Que no haya equívocos: Espero que no haya negociación con nadie; sólo nos importa el comunicado de ETA diciendo que se disuelve como organización, que deja de matar gente y que empieza a respetar los derechos individuales".

  • 1