Local

Zapatero dice que la subida de los impuestos garantiza el gasto social y ayuda a bajar el déficit

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy que el objetivo de la subida "moderada" de impuestos es garantizar las necesidades de protección social y de la inversión en infraestructuras, y ayudará a reducir el déficit para volver a la estabilidad presupuestaria.

el 16 sep 2009 / 08:26 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que la subida de impuestos supondrá no más del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) para el conjunto de las Administraciones Públicas, unos 15.000 millones de euros.

Zapatero compareció esta mañana en el Congreso para hablar de la situación económica y del empleo, en una intervención que duró poco más de tres cuartos de hora y en la que defendió que la subida tributaria ayudará a recuperar la estabilidad presupuestaria y a mantener el gasto social y productivo necesarios.

El jefe del Ejecutivo insistió en que la subida será moderada y mantendrá la presión fiscal española por debajo de la de 2004. Indicó que ese incremento fiscal representará una contribución a la reducción del déficit equivalente a la que se va a conseguir con los recortes en el gasto público y tendrá en cuenta el fomento de la recuperación económica. Por eso, añadió, habrá incentivos a las actividades de la economía sostenible y se bajará el Impuesto sobre Sociedades a las empresas de menor tamaño que mantengan el empleo en 2010 y 2011.

Zapatero insistió en que no habrá modificación de los tipos que gravan las rentas del trabajo y añadió que las subidas estarán basadas en criterios de eficiencia y equidad fiscal.

El jefe del Ejecutivo, que al inicio de su intervención advirtió de que tardaremos en digerir las consecuencias de esta crisis, añadió que ésta sólo se superará cuando la recuperación se asiente y se vuelva a crear empleo de forma estable. Así, señaló que algunos de los efectos más negativos de la crisis, como el desempleo y la pérdida de tejido empresarial, perdurarán durante algún tiempo después de que se haya afianzado la recuperación. Por eso defendió mantener los compromisos adquiridos en la Comisión Europea y en el G-20 de continuar con los planes de estímulo económico y con las reformas del sistema financiero.

No obstante, señaló que hay que ir reduciendo paulatinamente los gastos extraordinarios y los estímulos fiscales puestos en marcha con la crisis, para que los gastos e ingresos públicos se vayan adecuando a la mejora del ciclo económico. En cualquier caso apuntó que también hay que seguir garantizando la protección social para que "nadie quede definitivamente descolgado".

En su discurso, Zapatero prometió que el Gobierno trabajará por mantener la "paz social" con los interlocutores sociales y que el diálogo social seguirá siendo un "elemento estratégico" de su política.

Menos de dos meses después de que dicho diálogo social se rompiera por las desavenencias con la patronal y pocos días tras la primera reunión celebrada desde la ruptura, Zapatero insistió en que el Gobierno quiere que el diálogo entre sindicatos y empresarios "tenga el mayor alcance posible".

Añadió que el Ejecutivo se propone liderar el diálogo "activamente" y no sólo con los agentes sociales, sino que también buscará el "apoyo más amplio posible" de los partidos políticos en cuestiones como la Ley de Economía Sostenible, así como el de las comunidades autónomas.

Precisamente, Zapatero anunció que convocará una Conferencia de Presidentes autonómicos para la última semana de octubre a fin de pedir la colaboración de las comunidades autónomas en la renovación del modelo productivo.

En su discurso, el presidente hizo otro anuncio: el de que el Consejo de Ministros del 16 de octubre aprobará el nuevo Fondo de Inversión Local de 5.000 millones de euros, para que las actuaciones que sufrague puedan iniciarse en 2010.

Recordó que las actuaciones que cifra este nuevo fondo local son de carácter más estratégico que el anterior y necesitan un tiempo más largo de preparación que las obras promovidas por aquel.

  • 1