Economía

Zapatero elimina los 426 euros, baja impuestos a pymes y privatiza servicios

El presidente renuncia a asistir a la cumbre iberoamericana para aprobar estas medidas

el 01 dic 2010 / 08:40 h.

Zapatero, Rubalcaba y Salgado, en el Congreso.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, logró ayer sorprender a todos en la sesión de control al presentar una batería de nuevas medidas económicas, aplaudida por las patronales empresariales -ya que recoge algunas de sus reivindicaciones- y denostada por los sindicatos y los partidos de la oposición, que criticaron el giro del Ejecutivo y su improvisación.

La agenda del Consejo de Ministros de mañana llegará cargada, ya que tiene previsto aprobar, entre otras iniciativas, la finalización de la prestación de 426 euros para parados sin cobertura, que expira en febrero tras su última prórroga. Un anuncio contra el que los sindicatos arremetieron ayer por "antisocial".

Zapatero avanzó una rebaja fiscal en el impuesto de sociedades por la que se amplía la base imponible para las empresas que tributan al tipo reducido desde los 120.000 euros actuales de beneficio hasta los 300.000, una vieja demanda de la patronal y del PP, que aplaudió la medida aunque lamentó que no se hubiera aplicado antes.

Y, en el mismo marco de favorecer la inversión y la creación de empleo, extiende el concepto de empresa de tamaño reducido según el volumen de facturación, que pasará de ocho a diez millones de euros, lo que beneficiará a unas 40.000 sociedades.

Iniciativas que llegan acompañadas de la privatización, hasta el 49% -frente al 30% previsto- de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), lo que implicará la gestión privada mediante un régimen concesional de los aeropuertos de Barajas y de El Prat de Barcelona. No será la única apertura al capital privado. Zapatero adelantó la privatización del 30% de Loterías y Apuestas del Estado. Operaciones que podrían insuflar unos 14.000 millones a las arcas públicas.

Avanzó, asimismo, que el Consejo de Ministros aumentará en 1.500 el número de orientadores en los servicios públicos de empleo para facilitar la ocupación y, por otra parte, que los funcionarios de nuevo ingreso se incorporarán al régimen general de la Seguridad Social, de tal forma que el régimen de Clases Pasivas tenderá a extinguirse, lo que tiene como finalidad simplificar el sistema y ahorrar.

El jefe del Ejecutivo decidió ayer cancelar su viaje a Bolivia y su participación posterior en la Cumbre Iberoamericana de Argentina para estar presente en el Consejo de Ministros ante la importancia de su contenido. De esta manera, se convertirá en el primer presidente español que no acude a esa cumbre desde su creación hace 19 años, con lo que ahora estará representada por el Rey Juan Carlos y por la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez.

La Comisión Europea no tardó en celebrar las medidas "nuevas y concretas" anunciadas por Rodríguez Zapatero para recuperar la confianza en la economía española, al considerar que "confirman su determinación de seguir adelante con la agenda de reformas", aseveró el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

"España ha tomado medidas políticas muy importantes el último año y el Gobierno se ha comprometido a más reformas significativas a corto plazo, incluyendo en áreas que son difíciles, como las pensiones y la negociación colectiva", resaltó el portavoz. El Ejecutivo comunitario examinará ahora más en detalle las medidas anunciadas.

Para el vicepresidente de la Comisión, Joaquín Almunia, las medidas adoptadas para combatir la crisis de deuda son "muy positivas" y "necesarias" y además muestran "determinación". Almunia confió en que estas iniciativas ayuden a "reforzar la confianza de los mercados en la evolución de la economía española.

Pero Bruselas no fue la única satisfecha. También respondió el mercado. La bolsa española avanzó ayer un 4,44%, su segundo mayor ascenso del año, y recuperó el nivel de 9.600 puntos. El Íbex 35 se situó en los 9.678,40 enteros, con lo que las pérdidas anuales disminuyen al 18,94%.

En la misma línea, la prima de riesgo, el diferencial entre el bono español y el alemán a diez años, bajó hasta finalizar la sesión en 255 puntos básicos, después de comenzar la jornada en 293.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, subrayó que el presidente del Gobierno sigue generando "una desconfianza atroz" pese al paquete de medidas económicas, y le reprochó que se mueva por "vaivenes" y sin un "plan completo", pese a que le parecen "bien" las que afectan a las pymes.

Mientras tanto, el ministro de Fomento, José Blanco, ya recibió ayer más de una docena de llamadas para interesarse por la concesión de Barajas y El Prat, tres o cuatro de ellas eran de grandes empresas, según fuentes de su departamento. Abertis y Ferrovial ya lo han hecho.

EEUU envía a un emisario para controla la crisis

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha enviado a la máxima embajadora del Tesoro estadounidense de visita a España para tratar con altos funcionarios del país la situación económica que atraviesa Europa, inmersa en una crisis de deuda soberana que ha disparado la prima de riesgo española a niveles históricos. La subsecretaria del Departamento del Tesoro estadounidense para Asuntos Internacionales, Lael Brainard, llegó ayer a Madrid, donde tenía previsto permanecer hasta las 15.30 horas para continuar su visita por Europa, que pasará también por Francia y Alemania. La subsecretaria abordó la evolución económica de Europa, así como el trabajo a largo plazo para avanzar en la agenda compartida sobre el crecimiento mundial sostenible, y defendió que "España está dando pasos muy importantes para enfrentarse a los desafíos que tiene planteados".

 

  • 1