Local

Zapatero impone las primarias

El presidente aguanta el pulso a pesar de las presiones de barones socialistas como el lehendakari vasco, Patxi López.

el 25 may 2011 / 19:36 h.

TAGS:

Zapatero, en el Congreso de los Diputados.

La convocatoria de primarias en el PSOE tras el varapalo que sufrió el partido el domingo en las elecciones municipales y autonómicas no es del agrado de muchos varones socialistas, entre ellos el lehendakari, Patxi López , y el presidente en funciones de Extremadura, Guillermo Fernández Vara . Sin embargo, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mantuvo ayer en sus trece y reiteró su decisión de abrir un proceso de primarias para elegir al nuevo cartel electoral del partido. "Por supuesto que vamos a ir a un proceso de primarias, que es lo que corresponde y es lo saludable", remarcó Zapatero en el Congreso.

El presidente habló ayer por la mañana con López para explicarle cómo se hará el procedimiento y dijo que cree que el lehendakari quedó conforme. "Hemos estado completamente de acuerdo", aseguró el jefe del Ejecutivo a los periodistas.

Pero parece que Zapatero está en un error. Según una nota del partido, López y los socialistas vascos insisten en que la solución más conveniente y más acorde con la tradición del partido "para afrontar la situación en la que se encuentra" y los "malos" resultados obtenidos el 22 de mayo, "es abordar un proceso de reflexión y debate que culmine en la aprobación de un nuevo programa". A su juicio, debe haber "un proyecto renovado que, partiendo de lo que se está haciendo, sea capaz de movilizar al electorado progresista, ilusionar a la ciudadanía y dar respuesta a las demandas del conjunto de la sociedad".


En este sentido, el consejero de Interior del Gobierno vasco y secretario Político del PSE-EE, Rodolfo Ares, expresó su "respeto" por la apuesta de Zapatero, por un proceso de primarias, aunque reiteró que "el mejor camino" para determinar al sucesor del secretario general y presidente del Ejecutivo es adelantar el congreso de esta formación.

Ante esta división en el seno socialista y para unificar posturas antes del comité federal del sábado, Rodríguez Zapatero se reunirá mañana con los secretarios generales territoriales del PSOE "para escucharles", aunque aseguró sentirse respaldado por su partido. De hecho, ayer ya obtuvo varios apoyos entre ellos el de los socialistas andaluces.

Un barón que, sin embargo, rechaza las primarias, es Fernández Vara, quien reiteró ayer que no las entendería "nadie" porque la sucesión ha de ser "algo enormemente rápido".

En medio de esta tormenta dentro del Partido Socialista, la ministra de Defensa, Carme Chacón, que junto al vicepresidente del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, está en la quiniela como posible relevo de Zapatero, declinó ayer pronunciarse sobre la sucesión de Zapatero hasta el comité federal del sábado, que a su juicio es el lugar adecuado para debatir y reflexionar "serenamente", a pesar de que sus partidarios denunciaron el martes que la ministra de Defensa está sufriendo presiones para que no se presente a las primarias.

  • 1