sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

Zapatero insiste en apartar la política de la fusión de cajas

Cree que debe primar la decisión técnica y avala la solución de Cajasur

el 17 jul 2010 / 22:01 h.

TAGS:

Alonso y los presidentes Barreda, López, Fernández Vara, y Álvarez Areces. Detrás, los socialistas andaluces.

Mientras el presidente de la Junta abordaba a solas las ráfagas de los periodistas cuestionando el peso político de los socialistas andaluces y del propio Griñán, el número dos del PSOE-A, Rafael Velasco, lanzó una de las intervenciones más críticas en el Comité Federal del partido, sobre la salida de Cajasur de Andalucía. Su discurso lo retomó el presidente del Gobierno. José Luis Rodríguez Zapatero le respondió que la puja había terminado con un "buen resultado".

El vicesecretario general del PSOE andaluz, Rafael Velasco, representó a su federación en ausencia de Griñán. Según algunos asistentes, éste se sumó al apoyo generalizado a Zapatero, pero habló de la reestructuración de las cajas de ahorros y la reforma de la ley -vista con recelo en Andalucía- para decir que echa en falta más coordinación e información interna y temprana en el seno del partido y dijo incluso que de algunas cosas se había enterado por el PP-A en el Parlamento-, informa Europa Press.

Según los consultados, su intervención traslucía cierto malestar por cómo se ha hecho efectiva la adjudicación de Cajasur a la BBK. Fuentes del PSOE consultadas advierten de que la oferta de Unicaja garantizaba que no hubiera despidos en Cajasur, y que estarán "atentos" para que la entrada de BBK no afecte a la plantilla. Sin embargo, desmienten el careo con Zapatero y aseguran que la sintonía con el presidente es absoluta. El PSOE-A confía ahora en que prospere la fusión de Unicaja y Cajasol. Esta semana se conocerán datos del test de estrés que mide el potencial de cada entidad, y cuyo resultado, según confirmaron ayer fuentes socialistas andaluzas, beneficiará a la fusión.

Políticos en cajas. Al concluir Velasco, Zapatero sí se refirió a Cajasur. Aseguró que había sido muy dañino dejar el asunto pendiente de solución durante ocho meses, aludiendo veladamente al largo proceso de fusión entre Cajasur y Unicaja, finalmente frustrado. El presidente repitió varias veces que el resultado de la subasta pública de Cajasur ha sido "bueno". Pero Zapatero endureció el tono y advirtió de que en la reforma y en los procesos de fusión de las cajas se pagaría caro el tomar decisiones políticas en lugar de técnicas, que primen la gestión eficiente, coinciden Europa Press y Efe. Así, defendió la reforma para que los cargos electos no participen en las decisiones. Éste es un punto de fricción con Griñán, que ayer advirtió: "A ver si es que quitar a políticos de las cajas significa quitar a los socialistas de las cajas". Considera que "hay un error de concepto en la ley", y diferenció entre políticos con cargos en activo y los que tienen un claro perfil político, para lo cual puso como ejemplo a Rodrigo Rato, ex ministro de Economía de José María Aznar y actual presidente de Caja Madrid. A pesar de todo, defendió el modelo: "Las cuotas participativas sin derecho político es inconstitucional", apuntó. 

  • 1