Economía

Zapatero insiste en culpar al contexto internacional de los males españoles

Vuelve a referirise al contexto internacional a la hora de hablar de la crisis en casa. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró ayer que los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre contabilidad nacional trimestral confirman los ya avanzados. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 10:46 h.

Vuelve a referirise al contexto internacional a la hora de hablar de la crisis en casa. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró ayer que los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre contabilidad nacional trimestral confirman los ya avanzados y advirtió de que "sería absurdo" pensar que España no se vería afectada por el "estancamiento económico" que existe en el entorno europeo y mundial.

El máximo mandatario español reconoció que un componente de crecimiento del 0,1% es "muy pequeño" y explicó que el descenso del consumo tiene en ello "una responsabilidad importante", algo que "tiene mucho que ver con las expectativas económicas".

En cualquier caso, Zapatero resaltó que su Gobierno sigue aplicando medidas para recuperar el crecimiento del 3% "cuanto antes" y, aunque admitió que "dependerá mucho de factores internacionales", avanzó que estarán preparados para que cuando el contexto internacional lo permita España "vuelva a crecer de manera notable".

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró ayer que el incremento del PIB registrado en el segundo trimestre del año es "consistente" con la situación de desaceleración económica que atraviesa el país y adelantó que las cifras intertrimestrales del tercer trimestre no estarán "muy alejadas" de las registradas en los dos primeros trimestres del año (0,3% entre enero y marzo y 0,1% entre abril y junio).

Vegara consideró "muy prematuro" hablar de cifras concretas de cara al tercer trimestre, aunque admitió que las tasas interanuales serán inferiores a las de los dos primeros trimestres, algo "coherente" con las previsiones del Ejecutivo, que pasan por alcanzar un 1,6% en el conjunto del año. "Para alcanzar el 1,6% habrá que crecer a tasas inferiores", señaló.

No obstante, reiteró que el Gobierno no trabaja con la hipótesis de la recesión técnica, y recordó que el actual escenario se caracteriza por un "difícil" contexto internacional que, en España, se ha combinado con el ajuste del sector de la construcción, principal motor de crecimiento durante los últimos años.

Así y a pesar de que admitió que los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ponen de manifiesto que el ajuste de la economía "es una realidad" y que "la ralentización económica" no es "una buena noticia", insistió en que también demuestran que la economía española está resistiendo "mejor que otros países" a un entorno global "muy complicado".

De cara al futuro, Vegara reconoció que no cabe esperar que las exportaciones vayan a aumentar de una forma significativa debido a la desaceleración de la UE, principal mercado exportador para España, aunque confió en que se mantengan en cifras próximas a las actuales.

Sobre la posible incidencia de la huelga de transportes en la desaceleración industrial, consideró "razonable" pensar en su influencia, aunque invitó a esperar a los datos de producción industrial de julio y agosto.

  • 1