Local

Zapatero insta a no hablar de su futuro sino "del de España"

El presidente se marca como «prioridad» alcanzar acuerdos con todos los grupos

el 30 ene 2011 / 13:13 h.

TAGS:

Zapatero, en Zaragoza.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que aún no ha querido desvelar si se presentará a la reelección en 2012, llamó ayer al PSOE a "no hablar del futuro del PSOE, sino del futuro de España" durante el presente año, al que definió como "clave" para el país.


En su discurso de clausura de la convención autonómica que el PSOE celebró en Zaragoza, el también secretario general del partido empezó por agradecer las muestras de apoyo y afecto de todos los dirigentes "en la tarea de dirigir el Gobierno y el partido". "Así se pueden afrontar todos los retos", dijo.

Y, además, agradeció "enormemente" al PSOE que haya dedicado la convención y que dedique el trabajo de 2011 "a no hablar del PSOE, sino a hablar de España, a no hablar del futuro del PSOE, sino del futuro de España". "Os agradezco también enormemente que ese sea también vuestro deseo y vuestra ambición", recalcó.


Durante su intervención, emplazó a todos los partidos políticos y en especial al PP a que se sumen al acuerdo alcanzado entre el Gobierno, los sindicatos y los empresarios, que calificó como "el pacto económico y social con más importancia y más contenido desde los Pactos de la Moncloa". También, pidió hasta 10 veces a los partidos de la oposición que negocien y se sumen a este acuerdo que incluye la reforma de las pensiones, de la negociación colectiva y también de la política energética e industrial.


No obstante, el jefe del Ejecutivo reclamó al PSOE y, personalmente a los candidatos socialistas que, incluso con el horizonte de las elecciones autonómicas en mayo y de las generales en 2012 se marquen como "prioridad" los acuerdos con todos los partidos, especialmente el PP, por encima del "espíritu competitivo" electoral. "Tenemos elecciones por delante, pero lo más importante es llegar a acuerdos", insistió


El presidente defendió que "es más importante España y el futuro de España" que el PSOE pero, en todo caso, se mostró convencido de que los "esfuerzos" actuales darán frutos para España pero también para el "proyecto político" socialista que, en su opinión, será "reconocido". Así, pidió a los suyos que acepten "con humildad" las críticas de los ciudadanos, sobre todo de quienes lo pasan mal, y de quienes les reprochen que las reformas del Gobierno se apartan de lo que fue su programa electoral. Pero también les instó a no hacer caso de quienes dicen que los socialistas no creen en las reformas que se están haciendo -"si llegamos a creer en ellas imaginaos cómo serían", ironizó- y a trabajar "con convicción" y no "con preocupación".


Respaldo sin fisuras. Mientras, el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, aseguró que el partido "respetará" la decisión de Zapatero, sobre su decisión de volver a ser candidato o no, pero mostró el apoyo "rocoso y sólido" del PSOE a su persona para las elecciones generales de 2012. En su intervención, el también presidente del Gobierno de Aragón reconoció que había "debates" sobre el futuro de Zapatero, pero destacó que había encontrado "un partido sólido detrás del Gobierno apoyando firmemente estas políticas".

"Tienes el apoyo de este partido para tus políticas, tu Gobierno y el apoyo para las elecciones de 2012".


  • 1