Local

Zapatero matiza que el escáner se usará si la UE lo acuerda

Blanco ve «inevitable» que sean implantados en los aeropuertos.

el 14 ene 2010 / 20:56 h.

TAGS:

Rodríguez Zapatero y el canciller federal austríaco, el socialista Werner Faymann.

El atentado fallido en un avión a Detroit el día de Navidad ha despertado un debate sobre seguridad que no acaba de calmarse. Ayer, el ministro español de Fomento, José Blanco, contradijo las primeras manifestaciones de España al respecto al decir que "será inevitable la utilización de escáneres en los aeropuertos" para garantizar la seguridad de los pasajeros, siempre que se respete su intimidad.


Sus declaraciones, sin embargo, fueron matizadas ayer desde Austria por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien insistió en la primera intención de España de acogerse a la decisión que la Unión Europea tome al respecto.


Blanco se reunió en Washington con el secretario de Transportes de EEUU, Ray LaHood, para discutir sobre la segunda fase de negociación del tratado "cielos abiertos" con la UE y con la secretaria de Seguridad, Janet Napolitano, con quien trató sobre la seguridad en los aeropuertos. El ministro señaló que tras el intento de atentado de un pasajero nigeriano en un avión procedente de Amsterdam se han detectado fallos en los sistemas de seguridad y tanto la UE como EEUU se han comprometido a trabajar conjuntamente para mejorar estos dispositivos.


Uno de los asuntos de los que se habló fueron los escáneres corporales que algunos países estudian introducir en los aeropuertos, y que ha levantado las quejas de las organizaciones de derechos civiles, así como el intercambio de información entre países. "Hemos repasado elementos que pueden contribuir a reforzar la seguridad en los aeropuertos y uno de ellos son las nuevas tecnologías", en concreto hizo referencia a los instrumentos que detectan metales, explosivos y los escáneres, cuyo uso fue rechazado por el Parlamento Europeo en 2008. Blanco reconoció que "hay un debate muy importante entre el derecho a la intimidad de la gente y la garantía de seguridad", pero consideró que el actual sistema de cacheo también invade la intimidad de los pasajeros.


No unilateralmente. Zapatero, mientras tanto descartó que España vaya a adoptar de forma unilateral la generalización de los escáneres corporales en sus aeropuertos y señaló que, para ello, debería haber una posición común de la UE. El jefe del Gobierno recalcó que desea que haya una posición unánime de la Unión Europea y aseguró que España va a trabajar para que así sea en la presidencia de turno. A su juicio, esa posición común "facilitaría mucho las cosas a todos los gobiernos y a los ciudadanos europeos". "También vamos a evaluar si la medida de los escáneres da las garantías y eficacia suficientes, para lo que hay ahora un proceso de evaluación", añadió antes de recalcar que se necesita aún "un periodo de maduración".


Los ministros de Asuntos Exteriores de los 27 países comunitarios se reunieron el pasado día 7 de enero para hablar sobre el asunto, aunque de la reunión no salió ninguna decisión vinculante, sólo la intención de implantar una norma común para evitar que cada país tome medidas diferentes unilateralmente.


Así las cosas, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que España quiere que su presidencia de turno de la UE sirva para estrechar los lazos con Estados Unidos, así como aprovechar la próxima cumbre de mayo en Madrid para proponer una "declaración conjunta" sobre "principios comunes" en contra del terrorismo. Propuso, asimismo, reforzar el compromiso "en este combate global contra el fanatismo y la sinrazón desde la base de unos mismos principios y valores".

  • 1