viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

Zapatero ofrece diálogo a los jueces ante la huelga de junio

El Gobierno ofreció ayer diálogo a los jueces ante el anuncio de huelga convocada para el 26 de junio; aunque el presidente del Gobierno aprovechó para dar un toque de atención a los magistrados. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 21:07 h.

TAGS:

El Gobierno ofreció ayer diálogo a los jueces ante el anuncio de huelga convocada para el 26 de junio; aunque tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, aprovecharon el día de ayer para dar un toque de atención a los magistrados.

Este toque de atención se tradujo en la crítica que les hizo Rodríguez Zapatero al argumentar que están reivindicando cuestiones que competen "al poder Legislativo". En cualquier caso, el presidente afirmó que prefiere pensar que el preaviso de huelga de los jueces no tiene que ver con el caso Mari Luz, aunque destacó la coincidencia de los pronunciamientos de las asociaciones judiciales.

Zapatero no quiso "entrar en la discusión de la legalidad de la huelga" que plantean los jueces y argumentó que estos "saben derecho y cómo funciona el Estado de derecho y tendrán bien formada la opinión de a quién corresponde el derecho de huelga".

No obstante, dijo que "el Gobierno, por supuesto va a dialogar". Aunque en este punto matizó que para el diálogo no es lo mejor que alguien amenace con hacer determinada cosa. "Tratándose de jueces, el diálogo es de gran respeto institucional, yendo al fondo del tema", precisó. Así, recordó que los jueces han planteado temas de salarios y de conciliación de la vida laboral y familiar y explicó que los empleados públicos van a aumentar sus retribuciones. De los jueces, en concreto, expuso que lo harán en el entorno del 5%.

Por lo tanto, quiso dejar claro que, en este punto, "el Gobierno no se va a mover", y en este sentido, aclaró que no se trata ya del Gobierno, sino del Parlamento, que es el que ha aprobado los Presupuestos y las retribuciones para 2009. "Y los jueces conocen bien la división de poderes", recalcó el presidente antes de asegurar que lo que más le interesa "no es el problema de los jueces sino los problemas que tienen los ciudadanos ante la justicia".

En el mismo sentido de ofrecer diálogo se expresó el ministro de Justicia pero también alertó avisó a los magistrados de que "no están por encima de la crítica democrática". "Que nadie pretenda que el Gobierno no vaya a decir lo que tenga que decir", remachó. El titular de Justicia también que subrayó la "voluntad" del diálogo siempre irá con la finalidad de conseguir "mejoras" en el servicio de justicia para los ciudadanos, aunque señaló que "una de las razones" de la protesta de los jueces están en las críticas del Gobierno a la sanción de 1.500 euros que confirmó el Consejo General del Poder Judicial al juez Rafael Tirado.

Por último, el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García, calificó ayer de "populachera" y "decepcionante" la reacción del ministro Fernández Bermejo, quien, a su juicio, sólo intenta que los jueces españoles queden como "los malos de la película". García cree que Bermejo trata de eludir el verdadero debate de fondo, que no es otro que la situación "lamentable" en la que se encuentra la administración de Justicia y pidió soluciones y establezca una hoja de ruta para mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos.

  • 1