Local

Zapatero pide 'responsabilidad' al Partido Popular tras la acusación de espionaje ilegal

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer a los dirigentes del PP "sentido de la responsabilidad" tras sus acusaciones de espionaje, subrayando que "ellos saben muy bien" que la Justicia "funciona conforme a los criterios del Estado de Derecho".

el 16 sep 2009 / 06:54 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer a los dirigentes del PP "sentido de la responsabilidad" tras sus acusaciones de espionaje, subrayando que "ellos saben muy bien" que la Justicia "funciona conforme a los criterios del Estado de Derecho".

En una rueda de prensa en Lanzarote, donde se reunió con dirigentes del Partido Socialista de Canarias, Zapatero respondió así a las acusaciones de la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que el jueves acusó al Ejecutivo de ordenar escuchas ilegales a dirigentes de su partido.

En tono contenido, Zapatero se limitó a replicar que en España hay un "funcionamiento adecuado en todas las instituciones" y que ello "garantiza el Estado de Derecho". "Ellos saben muy bien que afortunadamente tenemos una Justicia que funciona conforme a los criterios del Estado de Derecho", añadió. Por ello, pidió repetidamente a los populares "sentido de la responsabilidad a la hora de hacer determinadas valoraciones y determinadas declaraciones". "Deseo quedarme ahí", concluyó el presidente del Gobierno.

A preguntas de los periodistas, el jefe del Ejecutivo dijo además que no había hablado del tema con el presidente del PP, Mariano Rajoy. "Creo que está de vacaciones y lógicamente respeto su descanso", señaló.

El presidente no fue el único que pidió responsabilidad a los populares. Las asociaciones de jueces solicitaron ayer a De Cospedal que pruebe las acusaciones sobre supuestas escuchas ilegales de manera formal presentando una denuncia ante los tribunales o que rectifique sus palabras. "Es una denuncia absolutamente gratuita que mancha a una institución del Estado", dijo el portavoz de la asociación Jueces para la Democracia (JpD), Miguel Ángel Gimeno, que pidió a De Cospedal que rectifique sus palabras y denuncie los hechos ante la Justicia.

En este sentido, el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, calificó de "gravedad inusitada" que la secretaria general del PP se refiriera a España como un "Estado policial". En la misma línea se manifestó el portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV), Marcelino Sexmero, que tildó las declaraciones de "torticeras" y "falsas", e instó a De Cospedal a que presente pruebas o se retracte.

También los sindicatos policiales SUP, CEP y SPP negaron la participación de cualquiera de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía en escuchas telefónicas ilegales porque este tipo de intervenciones deben contar siempre con la autorización de un juez para evitar la vulneración de derechos fundamentales.

Mientras tanto, el Partido Popular cree que la propia secretaria general, María Dolores de Cospedal, y el responsable de Justicia, Federico Trillo, pueden ser algunos de los dirigentes de la organización con los teléfonos "pinchados". Fuentes del PP han informado a Efe de que ambos han podido ser escuchados por la Policía en las últimas fechas, especialmente desde que se destapara el caso Gürtel. El presidente valenciano, Francisco Camps, pudiera ser otro de los máximos mandatarios del partido con el móvil intervenido.

Si bien las fuentes citadas no aclaran qué pruebas les llevan a considerar que De Cospedal puede ser objeto de escuchas ilegales, aunque aseguran que está "comprobado", sí se muestran más precisos para argumentar que Trillo tiene el teléfono pinchado.

Se remiten las fuentes a las informaciones que algunos medios publicaron el pasado fin de semana, según las cuales Trillo habría presionado al magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana Juan Montero para asegurarse de que el auto, el que al final archivó la causa contra Camps, no resultara perjudicial para el mandatario popular. Pero las conversaciones que tuvo Trillo, de acuerdo con la versión de las fuentes citadas, no fueron con el juez Montero, sino con el abogado Montero del PP.

El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, emplazó al Gobierno a "demostrar" que "son falsas" las denuncias de su partido sobre el espionaje. Además, el PP quiere que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, acuda al Congreso a presentar un informe con los procesos emprendidos contra cargos populares y socialistas.

  • 1