Local

Zapatero pide unidad y Rajoy ofrece su apoyo para recuperar el consenso

"Cobarde, miserable y criminal". Así calificó el presidente del Gobierno el atentado etarra de Álava. Zapatero subrayó que la lucha contra el terrorismo ganará en fortaleza si los políticos están unidos. Y esta vez sí obtuvo el respaldo sin fisuras del líder de la oposición, Mariano Rajoy. (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 04:48 h.

TAGS:

"Cobarde, miserable y criminal". Así calificó el presidente del Gobierno el atentado etarra de Álava. Zapatero subrayó que la lucha contra el terrorismo ganará en fortaleza si los políticos están unidos. Y esta vez sí obtuvo el respaldo sin fisuras del líder de la oposición, Mariano Rajoy. Por primera vez hubo unidad sin condiciones.

Hasta el mismo miércoles, el reproche más repetido por parte del jefe del Gobierno hacia el líder de la oposición había sido la falta de un apoyo incondicional en la política antiterrorista del Ejecutivo. Pero el miércoles Mariano Rajoy abandonó su estrategia de crispación, se olvidó durante unas horas de su exigencia del fin del diálogo con la banda y ofreció un consenso sin fisuras.

Zapatero condenó en el Congreso el "cobarde, miserable y criminal" ataque terrorista de Álava. En sus primeras manifestaciones sobre el atentado que ha costado la vida en Legutiano al guardia civil Juan Manuel Piñuel, Zapatero aseguró que "el peso de la ley, la Justicia y el Estado de Derecho hará rendir cuentas con todas sus consecuencias a quienes han cometido esta barbarie criminal".

Ante el pleno de la Cámara Baja, el presidente expresó su "profundo agradecimiento" a los partidos y fuerzas sociales que pactaron por la mañana una posición común contra ETA y abogó por seguir caminando "juntos y unidos" para "honrar la memoria de quienes nos defienden y de quienes han dado la vida por nuestra libertad". En nombre del Gobierno y también "reconociendo el sentir de la ciudadanía" y de los grupos parlamentarios, Zapatero trasladó su "más enérgica condena" por el asesinato del agente, a cuya familia transmitió su condolencia, su "afecto, sentimiento y cercanía", al tiempo de que mostró su "apoyo incondicional" a las Fuerzas de Seguridad y, en especial, a la Guardia Civil. "Puedo asegurar que la democracia se impondrá al terror, que la libertad vencerá al fanatismo asesino", proclamó.

El jefe del Ejecutivo concluyó su declaración con un llamamiento a la unidad, un deseo dirigido a las fuerzas políticas: "Que caminemos juntos, unidos, para honrar la memoria de quienes nos defienden, de quienes han dado la vida por nuestra libertad y para honrar el deseo de todos los españoles".

Cerca. Por su parte, incluso antes de que Zapatero hiciera ese llamamiento a la unidad, Rajoy ofreció al presidente su apoyo para recuperar el consenso que "en su día se perdió" en la lucha contra ETA y garantizó que pondrá "todo" de su parte para que los españoles vean que ambos trabajan por la derrota de la banda.

Después de expresar todo su cariño y su pésame a la familia del agente fallecido, Rajoy aseguró que "no va a faltar" el "esfuerzo" del PP para recuperar ese consenso en la lucha contra ETA. El presidente insistió en su intención de que españoles les vean juntos -a él y a Zapatero- "para trabajar por la derrota" de la banda terrorista y "para conseguirlo".

El presidente del PP recordó que en enero de 2007 dijo en el Congreso la siguiente frase: "Y si las cosas se ponen feas, lo cual no es imposible, cuando se apaguen las luces de la fiesta y haya que apretar los dientes, yo estaré a su lado". "Hoy me reafirmo en esas palabras", remató el líder popular.

  • 1