Local

Zapatero pide y ofrece 'respeto y lealtad' a la Conferencia Episcopal

El Ejecutivo ofreció y pidió el jueves respeto y lealtad a la jerarquía católica, con la que se mantienen discrepancias en asuntos como Educación para la Ciudadanía (EpC). (Foto: EFE)

el 15 sep 2009 / 09:04 h.

TAGS:

El Ejecutivo ofreció y pidió el jueves respeto y lealtad a la jerarquía católica, con la que se mantienen discrepancias en asuntos como Educación para la Ciudadanía (EpC), pero que se tratan "con mucho diálogo", dijo la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco, se han reunido hoy en el Palacio de la Moncloa por vez primera desde que fueran elegidos en sus respectivos cargos este año.

Tras la reunión, la Conferencia Episcopal distribuyó una nota en la que asegura que la Iglesia católica "promueve el respeto a la legítima autoridad del Estado y ejerce, a su vez, el propio ministerio de celebrar y anunciar la fe y la moral católica con libertad evangélica".

Según fuentes del Gobierno, Rouco ha pedido flexibilidad en la aplicación de la asignatura obligatoria EpC, pero el jefe del Ejecutivo le ha respondido que la "ley es la ley".

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega ha matizado que "no hay una valoración en estos momentos negativa ni ninguna crítica" por que el Gobierno hable de respeto y lealtad, sino que son dos principios que "rigen y deben regir siempre las relaciones" institucionales.

Según la portavoz del Gobierno, se trata de una reunión dentro de la "normalidad democrática", en la que fundamentalmente se ha hablado de los preparativos de la visita del Papa a España para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud de 2011, en Madrid.

El presidente del Gobierno ha ofrecido al cardenal Rouco "el apoyo logístico necesario para que dicha visita sea un éxito", ha enfatizado la portavoz.

Rodríguez Zapatero le ha explicado las líneas generales y objetivos de la próxima reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa y se ha comprometido a informar a la Conferencia Episcopal de forma "puntual y concreta" cuando estén "predeterminados" el contenido concreto y los extremos que se abordarán.

"Se trata de un encuentro obligado y normal teniendo en cuenta que es su primera cita tras su respectiva elección, por lo tanto hay que enmarcar el encuentro primero dentro de la obligada cortesía institucional", ha insistido Fernández de la Vega al explicar el sentido de la entrevista, que ha durado una hora.

Rodríguez Zapatero ha reiterado a Rouco que cuenta con el respeto del Gobierno porque la Iglesia católica representa a millones de fieles en España y con su lealtad, además de su "agradecimiento" por su "encomiable" labor social.

"El mismo respeto y la misma lealtad que ofrecemos la pedimos también para la Iglesia", ha apostillado Fernández de la Vega.

En cuanto a si se han tocado temas concretos como el aborto o la eutanasia, la vicepresidenta ha insistido en que ha sido una entrevista "institucional", en la que se ha hecho un repaso con carácter general "de todas las cuestiones".

Las fuentes del Gobierno han precisado que Rodríguez Zapatero no salió a recibir a Rouco a la escalinata del Palacio porque aún se encontraba en la reunión del Consejo de Ministros, así que han negado que haya habido ningún tipo de descortesía o desigualdad de trato en comparación con el anterior presidente de los obispos, Ricardo Blázquez.

En la nota distribuida por la Conferencia Episcopal el cardenal Rouco Varela agradece a Rodríguez Zapatero la oportunidad de conversar sobre el discurrir de las relaciones Iglesia-Estado, "en el marco del mutuo reconocimiento de las respectivas misiones, así como de la independencia y la colaboración en el servicio al bien común.

En este contexto, "tutelado por la Constitución y los Acuerdos, la Iglesia promueve el respeto a la legítima autoridad del Estado y ejerce, a su vez, el propio ministerio de celebrar y anunciar la fe y la moral católica con libertad evangélica".

Rodríguez Zapatero "ha mostrado su satisfacción por el hecho de que un evento de relevancia universal -la Jornada Mundial de la Juventud que tendrá lugar en Madrid en el verano de 2011- tenga lugar en España y ha ofrecido la colaboración del Gobierno para un buen desarrollo de la Jornada", concluye la Conferencia Episcopal.

  • 1