Local

Zapatero promete negociar con los sindicatos todas las reformas laborales

El jefe del Ejecutivo y candidato del PSOE a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, reiteró ayer su confianza en la economía española, a pesar de la desaceleración. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 00:26 h.

TAGS:

El jefe del Ejecutivo y candidato del PSOE a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero, reiteró ayer su confianza en la economía española, a pesar de la desaceleración, y se comprometió a no abordar ninguna reforma laboral ni social en los próximos cuatro años sin pactarla con los sindicatos.

"Mi compromiso es que las cosas de los trabajadores las dialogaré y las pactaré con los trabajadores, con los sindicatos", manifestó Zapatero ante los empleados de la planta de Renault en Valladolid, cuyas instalaciones recorrió como candidato del PSOE a la Presidencia. Zapatero quiso trasladar a los trabajadores su visión de la economía del país -que vive una "desaceleración", pero no una crisis "y menos una recesión"- y mostró su "plena confianza" en el futuro, "porque vamos a crecer menos, pero vamos a crecer" y hay recursos ahorrados para apoyar "las situaciones menos fáciles o a los sectores con más dificultades".

Según apuntó, el sector industrial y del automóvil, "clave" para el país, necesita ganar en competitividad y aumentar la productividad, lo que exige mejorar las infraestructuras de distribución y la formación profesional. En opinión del jefe del Ejecutivo, "la única manera de mejorar salarios que tiene España para su futuro inmediato es mejorar la productividad".

Zapatero explicó a los trabajadores que la situación económica experimenta una desaceleración, tras cuatro años de crecimiento "fuerte", como consecuencia de los problemas financieros estadounidenses y del aumento del precio del petróleo. No obstante, a su juicio la economía española está "fuerte" para sortear la inestabilidad de la tormenta financiera exportada por EEUU. Zapatero reconoció que se crecerá menos y se creará menos empleo, pero recordó también que las arcas públicas tienen ahorrados 70.000 millones de euros para potenciar las infraestructuras, apoyar al sector de la construcción y mantener las políticas sociales.

El objetivo del Gobierno es que la desaceleración "no afecte a la economía ni al empleo" y que se desarrollen más políticas sociales, todo ello a través del diálogo. En este contexto se comprometió a renovar un acuerdo social con empresarios y sindicatos, con nuevos capítulos, y garantizó que no aprobará "ninguna reforma, ni en el ámbito laboral, ni en las leyes de protección social ni en los pilares del Estado del bienestar que no sea pactada y negociada con los sindicatos".

Otra derecha. Desde los micrófonos de la Cadena Ser, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, aseguró que mientras el PP continúe en la oposición habrá "mayor crispación". Para González, todo viene motivado porque "no aceptaron bien la derrota". "Están tensando mucho la situación con la credibilidad del país. De hecho, saben que tenemos el mejor sistema financiero internacional y lo están criticando aprovechando el período de crisis", manifestó el ex presidente, que vaticinó que mientras el PP se mantenga en la oposición habrá "mayor crispación" y "sólo cuando estén en el Gobierno será menor", porque no les interesará crearla. González aseguró que España necesita "una derecha moderna, aunque sea conservadora, pero en la que quepa gente como Piqué o Gallardón, sin necesidad de que se humillen".

Eso sí, para González, una victoria en la urnas del PSOE de forma rotunda también ayudaría a paliar esa crispación y problemas capitales, como el del terrorismo: "Yo empecé a sufrir el terrorismo desde el 93, o incluso antes. Me di cuenta de que se estaba rompiendo el consenso cuando la oposición empezó a usar la política antiterrorista" como arma para hacer política.

  • 1